Estimulación

Aunque no te entienda, ¡habla a tu bebé!

Todavía es muy pequeñito, y falta mucho tiempo para que diga sus primeras palabras. Sin embargo, si nos dirigimos directamente al bebé durante sus primeros meses de vida, en el futuro le será mucho más fácil aprender a hablar.

Aunque no te entienda, ¡habla a tu bebé!

Siempre se ha dicho que, cuanto más pequeño se es, más facilidad se tiene para aprender cosas nuevas. El lenguaje es uno de los ejemplos más evidentes: antes del año, los bebés entienden más de 200 palabras, y a los dos años ya son capaces de decir la misma cantidad. Si no te sientes impresionado con este dato, piensa en cuánto tiempo te llevaría a ti aprender 200 palabras en inglés…

La razón por la que nuestros peques son como esponjas se explica por la plasticidad de su cerebro. Esto quiere decir que en los bebés se están formando conexiones neuronales a toda velocidad, y además estas conexiones pueden cambiar en función de su uso. Takao Hensch, profesor de neurología del Hospital Infantil de Boston y especializado en desarrollo del cerebro, lo explica así: “Todos los niños nacen siendo ciudadanos del mundo, y esto significa que un niño nacido en Japón tiene la misma facilidad para aprender japonés que inglés u otro lenguaje”. Sin embargo, según va creciendo y conociendo la lengua materna, sus neuronas se “reorganizan” para adaptarse al aprendizaje de la misma. Por eso, si hablamos a los bebés desde el principio, aunque no nos entiendan, estamos estimulando este proceso de reconfiguración del cerebro y ayudándoles en el desarrollo del lenguaje. “Los niños están aprendiendo su lengua incluso antes de hablar. El útero no es una cámara insonorizada”, explica Karin Stromswold, profesora de psicología en la Universidad de Rutgers.

 

Los beneficios de aprender varias lenguas

Esta es la misma razón por la que los niños de familias bilingües asumen los dos idiomas con mucha mayor rapidez que un adulto cuando se enfrenta al aprendizaje de una misma lengua. De hecho, cuando se compara el patrón de conexiones neuronales del área de Broca, una zona del cerebro relacionada con el lenguaje, de adultos procedentes de entornos bilingües con aquellos que aprendieron una segunda lengua a partir de los 11 años, se encuentran diferencias muy notables.

Los expertos destacan la importancia de fomentar el aprendizaje las lenguas desde pequeñitos. A parte de que a esa edad es más sencillo adquirir el nuevo idioma, algunas investigaciones han demostrado que en el proceso se favorecen también otras habilidades como el pensamiento ejecutivo, el autocontrol y la resolución de problemas.

Fuente: Universidad de Harvard

 

 

Etiquetas: aprender a hablar, bebé, estimulación bebés, lenguaje, primeras palabras

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS