Recién nacido

¿De qué depende la forma del ombligo?

Muchos padres creen que dependiendo de cómo se corte el cordón umbilical en el parto, el niño tendrá el ombligo hacia dentro o hacia fuera. Pero en realidad, poco tiene que ver con eso.

¿De qué depende la forma del ombligo?

Escribe una madre sorprendida porque su bebé de un mes tiene el ombligo hacia fuera mientras que su hermana, de cuatro años, lo tiene hacia dentro cuando, nos explica, 'les atendió el mismo equipo médico en el parto'.

Al contrario de lo que se piensa, el aspecto del ombligo del bebé tiene poco que ver con la manera en la que se ha cortado el cordón umbilical del recién nacido. Después del parto, la matrona lo separa de la placenta y lo pinza. A partir de entonces se va secando y se cae en una o dos semanas. Entre tanto, los músculos abdominales que están debajo se unen y la piel de la tripa se cierra y se repliega hacia dentro formando el ombligo. El hecho de que este sea más o menos profundo o redondo es cuestión de la naturaleza.

Hacia fuera

En algunos casos, un pequeño pliegue en la base del cordón puede impedir que la piel del abdomen se retraiga por completo sin causa aparente y el ombligo se queda hacia fuera.

El ombligo que sobresale (llamado ombligo de botón) es bastante común. Aunque este tipo de ombligo es más propenso a formar una hernia umbilical en los primeros meses de vida, no hay que preocuparse ya que estas hernias son benignas, nunca se estrangulan y suelen corregirse por sí solas sin necesidad de cirugía.

Etiquetas: bebé, cordón umbilical, cuidados bebé, parto

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS