Recién nacido

7 mitos sobre la muerte súbita del lactante

Resolvemos algunas dudas sobre el temido síndrome de muerte súbita del lactante.

muerte súbita del bebé

Una de las cosas que más preocupan a los padres de los recién nacidos es el Síndrome de la Muerte Súbita del Lactante (SMSL): se trata del fallecimiento de un bebé menor de 1 año, aparentemente sano, y sin un motivo o razón que lo explique tras un exhaustivo examen médico forense.

Con el fin de reducir riesgos, informar y resolver las dudas de los padres con respecto a este problema, el Instituto Nacional de Salud Infantil de EEUU promueve una campaña denominada “Safe to Sleep” (sueño seguro), en la que ofrece recomendaciones prácticas y también desmiente algunos mitos en torno al SMSL.

Mito 1: los bebés “cogen” el SMSL

Un bebé no puede “pillar” la muerte súbita del lactante.  El SMSL no lo causa una infección, por lo que no se puede contraer ni contagiar.

Mito 2: las cunas causan el SMSL

Es falso. Las cunas en sí mismas no causan la muerte súbita del bebé. Sí que pueden hacerlo las características del entorno, como por ejemplo los colchones excesivamente blandos.

Mito 3: los bebés que duermen boca arriba pueden ahogarse si regurgitan o vomitan durante el sueño

Automáticamente, todos los bebés tosen hacia arriba. Es un acto reflejo, y los estudios al respecto no muestran un aumento en el número de muertes por asfixia en los bebés que duermen boca arriba.

Mito 4: se puede prevenir la muerte súbita del lactante

No se conoce ninguna medida de prevención del problema, aunque sí que existen formas eficaces de reducir los riesgos. Según los expertos, la mejor manera es que el bebé duerma en una cuna, junto a la cama de los padres, boca arriba, y evitar taparle con sábanas o dejar objetos pequeños a su alrededor.

Mito 5: las vacunas y los medicamentos aumentan el riesgo de SMSL

Es falso. De hecho, un estudio publicado a principios de año por investigadores alemanes mostraba que una mayor tasa de vacunación reducía los episodios de muerte súbita del bebé.

Mito 6: la muerte súbita puede suceder en bebés de cualquier edad

El SMSL solo se da en bebés menores de 1 año y, de hecho, la mayoría de los episodios suceden en bebés de entre 1 y 4 meses. En niños de más de 12 meses el síndrome de muerte súbita del lactante no supone una preocupación sanitaria.

Mito 7: los padres que practican colecho pueden evitar el SMSL

Es falso. Puesto que este fallecimiento se produce sin síntomas, y sin previo aviso, el hecho de que los padres estén durmiendo en la cama con el bebé no hace que estos puedan percibir que algo va a pasar y evitarlo. Además, recuerda que para practicar un colecho seguro y reducir el riesgo de SMSL debes seguir las recomendaciones de los pediatras.

Fuente: campaña "Safe to Sleep" del Instituto Nacional de Salud Infantil de EEUU

Etiquetas: colecho, muerte súbita, muerte súbita del lactante, salud del bebé, sueño del bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS