Dejar de fumar

Alejar a tu hijo del humo del tabaco: ¡no hay excusas!

Dejar de fumar siempre es una buena idea, pero cuando vamos a ser padres o ya tenemos hijos, es aún más necesario, ya que este hábito no repercute solo en nuestra salud, también afecta directamente a la suya.

Siempre es buen momento para dejar de fumar, pero la llegada de un hijo a tu hogar multiplica este deber. Ahora, el sistema sanitario público ha dado un paso al frente para ponértelo un poco más fácil al financiar un medicamento con una eficacia alta. Pero la fuerza de voluntad sigue siendo el ingrediente más necesario para conseguir dejar este hábito.

Por eso, junto al tratamiento, que podrá recetártelo el médico de cabecera, estarás controlada por el sistema sanitario durante un viaje de doce semanas, que es la duración de la terapia. Una vez comuniques al médico tu voluntad de dejar de fumar, te recetará este nuevo medicamento y te propondrá un calendario de cumplimiento que el mismo profesional sanitario controlará. Eso sí, el medicamento, de momento, no está indicado para embarazadas y durante la lactancia debe ser valorado por el profesional sanitario.

Continúa leyendo