Seguridad en el coche y bebés

Así funciona el sistema Isofix

El Isofix es un sistema estándar de sujeción para las sillas de seguridad de los niños en los coches. ¿Sabes en qué consiste, qué tipos hay y para qué grupos de sillas se puede usar? Te lo explicamos para que puedas elegir la que mejor se ajuste a ti

isofix coche.

¿Qué es el sistema Isofix? El sistema Isofix está basado en tres puntos de anclaje. Consta de dos puntos de sujeción rígidos, atornillados o soldados a la carrocería del coche entre el respaldo y el asiento del vehículo, que sujetan la silla en ambos extremos de la base. Así, la silla queda sujeta con fijaciones en lugar de con el cinturón de seguridad. Lleva un tercer punto de anclaje anti-rotación llamado Top Teher si está en la parte de arriba, y si está abajo es una pata de apoyo. El Top Teher funciona mediante un cinturón de seguridad que sujeta la silla al asiento o al maletero, mientras que la pata de apoyo se usa estirándola hasta el suelo del vehículo, solo en sillas de Grupo 0+ y I

En España, es obligatorio en todos los vehículos nuevos homologados a partir de junio de 2005 por nuestra seguridad vial. 

 

¿En qué grupos es aplicable el sistema Isofix?

El sistema Isofix es aplicable en el Grupo 0+ y el Grupo 1. En el Grupo 0+ siempre se utiliza el sistema de pata de apoyo y su homologación es Semiuniversal.

En el Grupo 1 el Isofix puede ser de dos tipos:

• Universal: lleva como tercer punto de anclaje el Top Tether, que sujeta la parte superior del respaldo de la sillita para evitar que vuelque hacia delante en caso de impacto.
• Semi universal: Lleva una pata de apoyo situada en la base de la silla, que queda fijada a la plancha del suelo del vehículo

Estos ignifica que las universales sirven para cualquier coche que tenga punto de anclaje, mientras que las semi universales no.

¿Qué ventaja tiene el sistema Isofix?

Este sistema de anclaje puede reducir hasta un 22% las lesiones graves de los niños pequeños en los accidentes automovilísticos. Entre sus ventajas, reduce el recorrido de la cabeza hacia delante en un impacto frontal, evitando el efecto latigazo, que es el causante de las lesiones cervicales. También mejora la estabilidad del asiento en caso de impacto lateral.
Además, como no utiliza los cinturones del coche para su anclaje, con el Isofix se reduce el riesgo de montar mal la silla. La instalación es fácil y rápida y se queda fijada al asiento del coche sin riesgo a volcar o caerse. Algunas incluso avisan de manera visual o sonora que no están bien instaladas para evitar peligro.

¿Qué silla compro si mi coche no lleva Isofix?

Las sillas de tres puntos no se deben instalar en los automóviles que no tengan el top teher porque no resultarían seguros (podrían volcar). Si tu coche tiene unos años y no dispone de sistema Isofix, la sillita para el coche de tu hijo debe ser de dos puntos de anclaje.

Los sistemas homologados para dos puntos de anclaje llevan dispositivos para evitar que la silla vuelque, por ejemplo una pata de apoyo que fija la distancia de la silla al suelo impidiendo que se gire hacia delante. Antes de comprarla, comprueba que el vehículo aparece en la lista de vehículos homologados para ella.

 

 

 

CONTINÚA LEYENDO