Regalos

Cápsula del tiempo, un regalo muy especial para tu bebé

El nacimiento de un bebé y todo lo que le rodea es algo único. Una forma de inmortalizarlo, y de hacer un regalo muy especial a tu hijo, es preparar una cápsula del tiempo. Te damos algunas ideas sobre cómo hacerla y qué poner en ella.

Cápsula del tiempo, un regalo muy especial para tu bebé

Rubén cumple hoy 18 años, y sus padres por fin le han podido dar ese regalo tan especial que prepararon hace mucho tiempo. En su cápsula del tiempo, Rubén se ha encontrado recortes de periódicos que le cuentan todo lo que pasó el día de su nacimiento. También hay monedas de aquella época que hoy parecen verdaderas reliquias – “Papá, ¿cuánto valía una peseta?”, y una lista con la alineación de la selección española de aquel momento. No faltan las primeras fotografías de Rubén cuando era bebé, y otra muy divertida de una fiesta que sus padres organizaron para anunciar a sus amigos que estaban esperando un hijo.

¿Te gustaría preparar una cápsula del tiempo para tu bebé? Lo primero de todo es buscar un recipiente adecuado. Puedes usar una caja de zapatos, pero ten en cuenta que será más vulnerable al paso del tiempo, y si su contenido va a estar “encapsulado” mucho tiempo, la humedad puede acabar por estropearlo. Otras alternativas son un bote de cristal, una lata o una caja de plástico. Cuanto más herméticamente se cierren, mejor que mejor. Puedes decorarlo por fuera con pinturas, papeles de colores y todo lo que se te ocurra. No olvides poner el nombre de tu bebé y la fecha de nacimiento.

Ahora viene lo más divertido: ¡llenar la cápsula del tiempo! Te damos algunas ideas para inspirarte, pero, por supuesto, puedes poner todo lo que se te ocurra y te apetezca. Eso sí, no metas alimentos, bebidas ni nada perecedero que pueda causar malos olores o estropear el contenido de la caja.

 

Un viaje a otro tiempo

En tu cápsula puedes guardar:

  • Un recorte de periódico con las noticias más importantes del día.
  • La hoja del calendario zaragozano correspondiente al día de nacimiento del bebé
  • Un álbum resumen que ofrezca una panorámica de la actualidad del mundo en este año.
  • Un “diario de a bordo” contando las primeras hazañas del bebé.
  • Fotografías del bebé y de la familia.
  • Objetos de la época: una entrada de cine, billetes de metro…
  • Monedas del momento.
  • Un calendario de bolsillo de ese año.
  • Puedes imprimir en una hoja las huellas de las manos y pies del bebé, usando por ejemplo, pintura de dedos.
  • Una carta personal escrita a tu hijo del futuro.
  • Recuerdos y fotos de cosas que hicisteis durante el embarazo: un viaje especial, el día que se lo contaste a los abuelos…
  • Un cd o USB con canciones de moda, o bien una lista para poder buscarlas en el futuro.
  • Lista con los precios de las cosas más comunes: pan, leche, periódico, cine…

Las posibilidades, como ves, son infinitas. Otra opción, si tienes hijos más mayores, es hacer una cápsula del tiempo en familia, en cuya preparación participaréis todos. Puede ser divertido, por ejemplo, jugar a imaginar cómo os veis dentro de cinco o diez años.

 

¿Dónde guardar la cápsula del tiempo?

Una vez lista, podéis sellar la caja con una etiqueta que ponga “No abrir hasta…”. Aunque la idea de enterrarla en el jardín parece muy romántica, es poco operativa: seguramente se estropee mucho más, y es posible que en el futuro tengáis problemas para encontrarla. Es mejor escoger un sitio más seguro y a salvo de la humedad. Para evitar “tentaciones”, mejor guardada en un armario o en algún lugar donde no la veáis a menudo.

La cápsula del tiempo es un regalo muy personal y especial que seguro que tus hijos no van a olvidar nunca. Además, disfrutaréis un montón preparándola así que… ¡manos a la obra!

Etiquetas: nacimiento, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS