Vídeo de la semana

La silla de paseo del bebé

Cómo elegir el carrito de bebé más adecuado

Aunque pueda parecer sencillo (quizá pienses que basta con acudir a la tienda y elegir el primero que veas), la realidad es que elegir el cochecito del bebé puede convertirse en una tarea ardua y complicada.

Cómo elegir el carrito de bebé más adecuado
Foto: Joolz

Escoger el carrito de bebé más adecuado puede marcar la diferencia respecto a la facilidad y la accesibilidad de la vida diaria con el pequeño, desde realizar una maravillosa caminata por el parque hasta poder guardarlo en el coche con facilidad, y dar un paseo por el centro comercial. Incluso existen opciones únicas para practicar deporte junto al bebé (por ejemplo, realizando running).

Por lo general, especialmente si buscas una opción que no solo sea de calidad, sino que sea buena y cómoda, la compra de un carrito o cochecito de bebé suele ser grande, a la vez que costosa. Por lo que acertar puede ser enormemente complicado. Además, existen tantísimos modelos en el mercado que no sorprende descubrir a muchos padres ansiosos en las tiendas, cuando se plantean la posibilidad de adquirir uno (sobre todo si se trata de la primera vez).

Pero, por lo general, hay una “mala” noticia que deberíamos tener en cuenta desde un primer momento: acabaremos por comprar más de uno independientemente de que acertemos a la primera, particularmente a medida que las necesidades vayan cambiando, y sobre todo, cuando el primer carrito se desgaste.

Algunos aspectos imprescindibles que deberás tener en cuenta

En la mayoría de las ocasiones solemos valorar elementos relacionados directamente con el diseño exterior del cochecito de bebé, lejos de fijarnos en dos aspectos algo más importantes, y que harán en definitiva que su uso pueda ser cómodo: el tamaño recomendado, sobre todo en función del tamaño de nuestra casa (si lo vamos a usar en interior), y del vehículo que tenemos (para cuando salgamos fuera).

Tanto si es la primera vez que acudes a la tienda, como si ya eres un papá o una mamá experimentada, posiblemente ya te hayas percatado de lo bonitos que pueden llegar a ser muchos de los carritos para bebés que existen en estos momentos en el mercado.

Aspectos a tener en cuenta al comprar un carrito de bebé
Foto: Joolz

Pero, lejos de que sean bonitos, lo que tenemos que tener claro desde un primer momento es que han de ser cómodos, en especial cuando lo vayamos a plegar e introducir en el maletero de nuestro vehículo, o cuando vayamos a entrar en el ascensor o subir por las escaleras de casa.

El peso que tenga el cochecito es también otro elemento a tener en cuenta, no solo a la hora de plegarlo, sino cuando lo utilicemos por la calle, sobre todo porque en muchas ocasiones tenderemos a sumar algunos accesorios extra que terminarán por añadir más peso al carrito, como por ejemplo podría ser el caso del bolso del bebé, o incluso tu propio bolso.

¿Necesitas verdaderamente un trío?

Puede ser posible que únicamente necesites un cochecito de bebé, y nada más. Aunque si es la primera vez que vas a comprar uno, lo probable es que sea aún más interesante valorar si es necesario comprar un cochecito-trío. Es decir, no solo el propio cochecito en sí, sino el capazo, la silla y la silla del coche.

Debemos tener en cuenta que la silla de coche es fundamental si vas a viajar con el bebé en el vehículo, el cual puede servir también para poder desplazarlo en la silla del cochecito durante los primeros meses. Pero es necesario saber que no es adecuado que el pequeño vaya en ella más de hora y media, puesto que podría aumentar el riesgo de asfixia postural (pudiendo ocasionar la muerte).

Carrito de bebé
Foto: Joolz

Por otro lado, el capazo puede ser de mucha ayuda cuando tendamos a viajar mucho con el bebé, dado que puede ser utilizado como cuna y el bebé se sentirá muchísimo más cómodo cuando vaya en él. Eso sí, como ocurre con la silla de coche, solo será útil unos pocos meses.

¿Su precio? Suele oscilar entre los 250 y los 1.500 euros, dependiendo del modelo escogido y también de la marca del fabricante. Por suerte, en la mayoría de las ocasiones merece la pena la inversión, dado que es posible que suelan tener muy poco desgaste, en particular si se cuidan y se tratan bien. Además, es posible encontrar oportunidades interesantes de segunda mano, por lo que el dinero a invertir no será tan elevado.

Si solo necesitas un cochecito sencillo…

Si en lugar de utilizar un trío, únicamente necesitas un carrito de bebé sencillo y simple puedes optar por las sillas plegables, en especial las conocidas como tipo paraguas, que han sido homologadas oficialmente para poder ser usadas a partir de los 0 meses de edad, al poder ser reclinadas de forma completa, y pueden utilizarse incluso más allá de los 3 años de edad. 

Por lo general, suelen ser más manejables y cómodos, no solo por su reducido tamaño, sino porque son mucho más sencillos de transportar y, en especial, de plegar. Digamos que es una opción útil como segunda silla de paseo, independientemente de la edad que tenga el pequeño, y cuando vamos a darle un uso excesivo.

También te puede interesar:
Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo