Bebés prematuros

Consejos de cuidado para un bebé prematuro que no te enseñarán en el hospital

Hay un cuidado esencial que todo bebé prematuro necesita: mucho cariño y amor de sus padres. Aparte de eso, os damos otros consejos para que cuidéis a vuestro bebé cuando lleguéis a casa.

Primero llega el parto prematuro, ese que nadie se esperaba. Después, días o semanas de ingreso hospitalario para esperar a que el bebé gane peso. Y, una vez que lo ha conseguido, llega el momento de más vértigo para muchos padres de bebé prematuro: la hora de irse a casa.

Te ves con un bebé que parece lo más frágil del mundo en brazos, con un par de maletas a cuesta y con muchas preguntas por delante. Parece que, aunque en el hospital han intentado darte todo el ‘manual de instrucciones’, de repente se ha borrado de tu cabeza. O hay dudas que no venían en él o que, sencillamente, se te han olvidado.

¿Qué hacemos ahora?

Llegar a casa con un bebé prematuro requiere, sobre todo, mucho apoyo emocional y psicológico para los padres. Pero, aparte de eso, un bebé prematuro requiere de unos cuidados especiales que no conviene pasar por alto. Algunos te los enseñan en el hospital, otros tendrás que aprenderlos tú por tu cuenta.

Tips de cuidados para bebés prematuros

La sanitaria Nerea Sarrión, más conocida como @nerea_pediatra en redes sociales, junto a la marca WaterWipes, nos han dado unos consejos de cuidados para bebés prematuros que, estamos seguros, vendrán de perlas a los papás que estén atravesando por este momento.

Eso sí, antes de pasar a enumerarlos, os damos el consejo más importante: todos los tips que podáis escuchar o que os den dependen de muchos factores. Cada prematuro requiere unos cuidados específicos: hay que establecerlos de acuerdo a su grado de prematuridad, su peso al nacer y otras características. Así que lo mejor será siempre que un pediatra os asesore.

  • Atento a cualquier signo de alarma: hemos de recordar que el bebé prematuro nace sin haberse desarrollado por completo. Su formación acabará de completarse fuera del útero materno. Así que, aunque ya esté listo para ir a casa, a cualquier mínimo síntoma de dificultad para respirar, regulación de la temperatura o alimentación, habremos de acudir a urgencias con él.
  • Mucho cuidado con los productos que utilizáis en su piel: los bebés prematuros tienen la piel aún más delicada que los bebés que nacen a término. Por eso, no todos los productos pensados para bebés se pueden utilizar en prematuros. Aseguraos bien de que los elegidos tengan el pH adecuado y estén libres de perfume.
  • No os saltéis ninguna revisión: es muy importante hacer seguimientos desde las unidades especializadas en neonatología, junto a su pediatra para detectar complicaciones a medio y largo plazo. Por suerte, la tasa de secuelas de los prematuros ha disminuido mucho, mientras que la tasa de supervivencia ha aumentado.
  • En la medida de lo posible practicar lactancia materna, ya que tiene muchos beneficios para el desarrollo de estos bebés
  • La vacunación: si las vacunas son importantes en cualquier bebé, en los prematuros se vuelven esenciales para prevenir infecciones, ya que su sistema inmunitario está un poquito más inmaduro. Así que no os olvidéis ni os saltéis ninguna cita.
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo