Doble alegría

Gemelos, ¿y ahora qué?

Los comienzos en casa son duros con un solo niño, y mucho más con gemelos. En el posparto, los padres están muy cansados y a veces desbordados. Estos son algunos consejos que te ayudarán a organizarte con dos bebés en casa.

También te puede interesar: Consejos para viajar con bebés gemelos o mellizos
Gemelos, ¿y ahora qué?

La mayoría de los padres de gemelos se sienten desbordados y agotados durante los primeros meses. Pero, a medida que los bebés crecen, las cosas irán siendo más fáciles. Los padres aprenderemos a valorar que no son los únicos compañeros de sus hijos. Los niños juegan juntos, se cruzan balbuceos y disfrutan de una experiencia que muchas personas desearían compartir: tener siempre al lado a una persona cercana en quien poder confiar.

Estas son algunas de las dudas que surgen a las futuras madres de gemelos.

¿Se puede amamantar a gemelos?

Claro que se puede dar el pecho a gemelos. A veces surgen los mismos problemas iniciales que con otros niños. Lo más importante es que bebas lo suficiente y te mantengas tranquila. Puedes darles el pecho a los dos bebés a la vez o por separado. Si los niños tienen ritmos distintos, hay que adaptarse a ellos.

No debes preocuparte de si tendrás suficiente leche para los dos bebés. Ambos niños ejercerán un estímulo mayor sobre los pezones y, por lo tanto, aumentará la producción de leche. Cuanta mayor sea la frecuencia con la que los bebés tomen el pecho, mayor será la producción de leche.

Muchas madres de gemelos se sienten desbordadas e inseguras tras dar a luz. Por eso es importante buscar una comadrona que también pueda ayudar en casa tras el parto. Un grupo de apoyo a la lactancia, donde intercambiar problemas e inseguridades, también puede ser de gran ayuda

¿Cómo cuidar a dos niños?

Los gemelos implican un trabajo doble: hay que cambiar a cada niño unas diez veces al día y alimentarlos y calmarlos otras tantas. No tienes que intentar ocuparte de ambos niños a la vez desde el principio. Uno siempre llorará mientras le das el pecho al otro o le cambias los pañales. Pero los bebés aprenden rápidamente a esperar a que les toque el turno. El lado positivo: cuando son dos, aprenden antes a ser independientes.

Los padres tampoco debemos sentirnos mal si por la mañana ya no nos acordamos de cuántas veces le hemos dado de comer a cada niño. Llevar un registro para cada uno de ellos y anotar sus progresos y enfermedades puede ser una ayuda. No es habitual que los gemelos nazcan con el mismo tamaño y peso, tampoco se desarrollan de la mima manera por eso no es difícil perder la perspectiva.

Ocúpate tranquilamente de un niño mientras tu pareja o una amiga se hacen cargo del otro. Puedes, por ejemplo, salir a dar un paseo solo con uno de ellos. Seguro que disfruta el momento, pero también echará de menos al otro gemelo.

¡Estrés por duplicado!

Muy importante para las madres de gemelos: busca ayuda. Lo mejor es que pienses ya durante el embarazo con quiénes puedes contar o a qué otras opciones podrías recurrir.

También puedes dejar de vez en cuando a los gemelos con las abuelas o unos amigos. ¡Y cuenta con el padre! Debería cogerse un permiso tras el parto, quizá no durante las primeras semanas, cuando los bebés todavía se pasan mucho tiempo durmiendo. Acuérdate de reservar un poco de tiempo para ti misma, aunque no llegues a salir de casa. Tu pareja se puede encargar de todo mientras tú recargas energías.

Pregúntales a tus familiares y amigos si te pueden echar una mano. Piensa de qué manera podrían ayudarte en las pequeñas cosas. Por ejemplo, pídeles que preparen una buena comida en lugar de regalarles a los niños otro móvil para colgar sobre la cuna.

Aunque ahora te cueste creerlo, muchas madres de gemelos desarrollan rápidamente un sosiego especial. Aprenden a organizarse y a aprovechar su tiempo de la manera más eficaz. Lo más importante es liberarse del perfeccionismo. Puedes, por ejemplo, reducir la plancha al mínimo necesario. Es imposible ocuparse perfectamente de dos bebés al mismo tiempo. A veces no queda otro remedio que dejarles llorar

Consejos prácticos para padres de gemelos

  • Comprueba la seguridad de la casa. Los niños empezarán pronto a explorar su entorno y es más difícil vigilar a dos que a uno. Por eso hay que asegurar con tiempo la cocina, los enchufes y las escaleras.
  • La falta de sueño es uno de los problemas más importantes para los padres de gemelos. Los niños deben aprender cuanto antes a adaptarse a un ritmo diferente para el día y la noche. Muchos padres de gemelos ven que sus hijos duermen más inquietos cuando los separan. Pero, evidentemente, conviene separarlos cuando uno está revoltoso y no deja dormir al otro. También es importante no salir corriendo al menor ruido, pues lo único que se consigue es despertar del todo a los niños.
  • Un consejo importante para los padres de gemelos: medir las puertas de la casa antes de comprar un cochecito. El fastidio es considerable cuando se comprueba que no pasa por las puertas.

Ya nada es como antes

Lo mejor es hacerse a la idea de que la relación con la pareja cambiará. Al igual que con un solo bebé, es importante disfrutar de tiempo juntos. Tu pareja debe colaborar en las tareas de la casa y en el cuidado de los niños, porque si no lo hace así no tardarás mucho en sentirte agotada y desbordada.

Como también les pasa a otros padres jóvenes, los padres de gemelos notarán que los amigos y conocidos se distancian. Pero es justo ahora cuando más ayuda necesitan. Por eso es una buena idea establecer contacto con otros padres de gemelos.

Más información en la Asociación Madrileña de Partos Múltiples.

Etiquetas: bebé, cuidados bebé, mellizos, parto múltiple

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS