Desarrollo del bebé

¿Cuándo pueden los bebés levantar la cabeza?

Es normal que todo lo que tenga relación con el desarrollo y el crecimiento del bebé intrigue (o preocupe) a los padres. Y el momento en el que el bebé sea capaz, por sí solo, de levantar y sostener la cabeza es uno de ellos.

Cuándo pueden los bebés levantar la cabeza
Foto: Istock

Desde el momento en el que nacen, los bebés necesitan amor y apoyo, no solo emocional, sino también físicamente. De hecho, los recién nacidos no son capaces aún de sostener la cabeza por sí mismos, por lo que quien lo tenga entre sus brazos debe sostener su cabeza con sumo cuidado, hasta que sus músculos del cuello se desarrollen más.

En el caso tanto de los padres como de cualquier otra persona adulta, es normal que, aunque en un principio pueda llegar a asustar, rápidamente adquirirá el hábito de colocar una mano detrás de la cabeza del bebé cuando lo levantemos.

Y, llegado el momento, es posible que incluso empecemos a preguntarnos cuánto tiempo pasará hasta que nuestro pequeño pueda sostener su propia cabeza. ¿Cuándo ocurre esto, y a partir de qué mes es más probable que lo haga?

La cabeza del recién nacido

La cabeza del recién nacido es proporcionalmente mucho más grande que en los adultos. De hecho, tiende a representar al 35% del volumen de todo su cuerpo, y una cuarta parte de su longitud total.

Al nacer, y cuando se encuentra acostado boca arriba, el recién nacido la gira a derecha e izquierda simétricamente, excepto en aquellos casos en los que exista rigidez en el cuello. Pero, aunque hace estos movimientos, aún no puede mantenerla levantada.

Es más, aunque a primera vista parezca que un recién nacido únicamente se encuentra acostado en su cuna o en la cama, en realidad están ocurriendo muchas cosas. No en vano, los bebés pequeños empiezan muy pronto a explorar el movimiento (incluso desde el principio), al mover la cabeza de un lado a otro o los brazos.

En este sentido, el bebé pequeño está inicialmente hipotónico del tronco, y sus extremidades se encuentran contraídas. A lo largo de las semanas, el proceso se invierte. Es decir, sus extremidades se relajan, para controlar sus movimientos, en paralelo con la sujeción del tronco y la cabeza, en posición erguida.

Y, precisamente, son los movimientos que realiza desde un principio lo que le ayudará a preparar los músculos del cuello para mantener la cabeza erguida.

¿Cuándo sujetará el bebé la cabeza, y podría levantarla?

Al nacer, si no se apoya, es normal que la cabeza del bebé se caiga hacia atrás. Luego, durante los próximos meses, sus músculos continuarán desarrollándose, y empezarán a estirar y fortalecer su cuello hasta que, finalmente, pueda mantener la cabeza erguida de forma totalmente independiente.

Es muy común que esto ocurra alrededor de los 4 meses de edad. De hecho, a alrededor de los 3 meses de edad es posible que el bebé ya pueda levantar la cabeza y el pecho cuando se encuentre acostado boca abajo. Y, alrededor de los 4 meses, es muy posible que ya tenga un control total de la cabeza.

Cuándo levanta el bebé la cabeza
Foto: Istock

Pero debemos tener en cuenta que todos los bebés se desarrollan a diferentes ritmos, aunque, por lo general, siguen la misma sucesión de hitos.

Esto significa que, en la mayoría de las veces, es común que, primero, intente levantar la cabeza por períodos cortos de tiempo, para luego poder sostenerla por períodos prolongados. Poco después, progresarán también a través de otros hitos, como sentarse por sí solo y sin apoyo y, finalmente, empezarán a gatear y a caminar.

¿Por qué es tan importante?

Antes de que los bebés puedan ser capaces de mantener su propia cabeza erguida, es esencial sostener la cabeza y evitar que se caiga para atrás, ya que en caso contrario podría provocar lesiones no intencionadas.

Ser capaz de mantener la cabeza erguida ofrece a los bebés un beneficio protector, ya que les puede ayudar a la hora de evitar la asfixia postural, que puede ocurrir cuando su cabeza se arrulla hacia adelante, comprimiendo su tráquea e impidiéndoles respirar con normalidad. De ahí que cuanto antes desarrollen el control de su cabeza, mucho mejor.

Eso sí, para proteger al bebé de la asfixia postural antes de que tenga el control de la cabeza, es preferible colocarlo boca arriba sobre una superficie plana y firme, ya sea durante la noche o para la siesta.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo