Recién nacido

Cuidados del cordón umbilical, piel, pelo y uñas del recién nacido

Con la llegada del bebé a casa es normal que los padres primerizos tengan muchas dudas relacionadas con su cuidado y aseo.

El cordón umbilical mantiene unidos a madre e hijo durante el embarazo. A través del cordón umbilical le llegan al feto alimentos y oxígeno. Va desde el ombligo del bebé hasta la placenta. Después del nacimiento el cordón se pinza y se corta con material estéril.

Al pasar los días tras el nacimiento, el cordón se va secando y afinando por su base hasta que finalmente se cae dejando la cicatriz del ombligo. Hasta entonces el cordón puede infectarse por los gérmenes que tenemos en la piel, por lo que es muy importante mantener medidas higiénicas correctas.

Cuidados del recién nacido
Foto: Istock

A lo largo del tiempo las recomendaciones para los cuidados del cordón umbilical han cambiado mucho. Se han utilizado soluciones antisépticas, alcohol, antibióticos tópicos…pero se ha visto que no son necesarias en nuestro medio. De hecho, el empleo de antisépticos y antibióticos tópicos puede retrasar la caída del cordón umbilical al interferir en el proceso de cicatrización.  La recomendación actual es sencillamente limpiar el cordón en el baño con agua y jabón y secar cuidadosamente con una toalla de algodón limpia. Se puede envolver el cordón con una gasa limpia para mantenerlo seco, recambiando la gasa en los cambios de pañal.

Sin embargo, estas recomendaciones solo son aplicables en países desarrollados donde existe una adecuada atención neonatal y las medidas higiénicas adecuadas. El uso de soluciones antisépticas o antibióticos tópicos si que se recomienda en países que no dispongan de estas medidas.

¿Cuándo debo preocuparme o acudir al pediatra? Signos de infección del cordón umbilical

Puede que a pesar de que realices la higiene del cordón lo mejor que puedas aparezca alguno de estos signos y en ese caso habría que acudir al pediatra lo antes posible.

  • Si aparece enrojecimiento o inflamación del ombligo
  • Si el cordón está demasiado húmedo con secreciones amarillentas ó verdosas y malolientes.
  • Sangrado en el cordón umbilical. Aquí se debe hacer la salvedad de que es habitual que salgan algunas gotas de sangre justo en el momento en que el cordón se desprende, y que forman una costra en la zona que será el ombligo cuando la cicatrización finalice. En este caso simplemente continúa manteniendo las medidas higiénicas y seca la zona con mucho cuidado para no arrastrar o levantar la costra que se ha formado.
  • Retraso en la caída del cordón. Lo habitual es que el cordón se desprenda entre el 5º y 15º día de vida. Si pasados quince días el cordón no se ha desprendido consulta con tu pediatra, aunque suele coincidir con la primera visita al centro sanitario.

Cuidados de las uñas de los recién nacidos

Es habitual que los recién nacidos nazcan con las uñas muy largas, e incluso que se arañen con ellas en la cara. Por eso, es pregunta muy frecuente en la planta de maternidad: “ ¿Cuándo puedo cortarle las uñas?”. Pues bien, es importante conocer que la punta de las uñas suele estar adherida a la piel del dedo por lo que es muy difícil cortarlas durante los primeros días sin hacer una herida al bebé.

Lo aconsejable es retrasar el primer corte de uñas a las dos o tres semanas de vida. Mientras tanto puedes limarlas con una lima fina, aunque a veces puede resultar complicado hacerlo, ya que las uñas son muy blandas.

Cómo cuidar al recién nacido
Foto: Istock

Es muy habitual ver bebés en la maternidad con manoplas en las manos para evitar que se arañen. Sin embargo, debéis saber que esta práctica cada vez está menos recomendada puesto que aislamos las manos y sus terminaciones nerviosas del estímulo táctil, tan necesario para tocar a mamá, reconocer el pecho y favorecer el vínculo madre e hijo.

Una vez pasen las primeras semanas de vida usa una tijera pequeña de punta roma para cortar las uñas. Lo más indicado es realizar el corte de forma recta, sin dejar picos para evitar que al crecer las uñas se claven en la piel del dedo.

Cremas

La piel de los recién nacidos tiende a secarse y descamarse los primeros días de forma natural ya que pasan de estar en un ambiente húmedo, flotando en líquido amniótico, a estar en un ambiente aéreo.  A los pocos días de vida la piel se adapta a este nuevo ambiente y de entrada no es necesario utilizar cremas. En caso de sequedad y descamación de piel excesiva se recomienda aplicar crema hidratante específica para bebés, libre de parabenos y perfumes.

Tampoco es obligatorio usar cremas para la zona del pañal. En general, el cambio frecuente de pañal es suficiente para evitar que las heces y la orina irriten la zona. En caso de que la piel se enrojezca o se irrite se puede emplear una crema tipo “pasta al agua”, que aísla la piel de agresiones.

También te puede interesar:
Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo