Cuna colecho

Cuna colecho: ¿cuáles son sus beneficios y sus desventajas?

La cuna colecho gana cada día más popularidad por considerarse una técnica segura para practicar colecho con el bebé sin temer por si seguridad. Repasamos sus pros y sus contras.

La importancia del apego en el correcto desarrollo físico, neurológico y emocional de los pequeños es conocida por todo. Ofreciéndoles un apego seguro, conseguiremos que crezcan siendo niños seguros de sí mismos, con gran autoestima y poder emocional.

Una de esas maneras de conseguir establecer una relación de apego seguro con los niños es practicar colecho con ellos. “Es la práctica en la que el niño comparte cama con sus padres, ya que el contacto continuo favorece el desarrollo del vínculo afectivo, el bienestar del bebé, el desarrollo neuronal y la capacidad de respuestas adecuadas ante situaciones de estrés”, explica la AEPed en su página web.

En torno a esto se han hecho multitud de estudios científicos y de todos podemos sacar una conclusión: hay opiniones a favor y en contra. Por tanto, es decisión de los padres practicar colecho con su bebé. Pero, para todos los que apuestan por el sí, hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta para que el colecho sea seguro para todas las partes.

Recomendaciones que la Asociación Española de Pediatría no se cansa de repetir. De todas, hay una muy importante: “La forma más segura de dormir para los lactantes menores de seis meses es en su cuna, boca arriba, cerca de la cama de sus padres”, afirma la AEPed. En otras palabras, los menores de seis meses no pueden dormir en la misma cama de sus padres. La razón está en que esta práctica aumenta, en niños tan pequeños, el riesgo de sufrir SMSL (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante).

¿Qué conocemos como cuna colecho?

A la vista de la peligrosidad de que los menores de seis meses duerman en la misma cama de los padres, y la necesidad de que duerman cerca de ella, nació la cuna colecho.

Aparentemente son minicunas convencionales, pero con una característica principal: uno de sus lados se desliza para enganchar la cuna a la cama de los progenitores como si fuera una ‘extensión’ de esta. Así, el pequeño está colechando pero tiene su propio espacio de descanso.

Beneficios de la cuna colecho

La cuna colecho lleva implícitos una serie de beneficios:

  • La seguridad del bebé está garantizada: con una cuna colecho el bebé tiene garantizado su espacio de descanso, al lado de sus padres, pero no revuelto en la misma cama que ellos. Por lo que, es perfecta para seguir la recomendación de la AEP y colechar desde el nacimiento.
  • Mejora el descanso de los padres: “Cuando poníamos a nuestra hija en la cuna para dormir, parecía que tenía pinchos porque siempre lloraba, así que comenzamos a colechar por practicidad”, nos contaba UnPapáenPrácticas en este artículo. Y es que, efectivamente, la cuna colecho es una solución perfecta encontrar el descanso de los padres. Al dormir prácticamente en la misma cama, evitarán tener que levantarse hasta la mini cuna del niño, o hasta el moisés, cada vez que se despierte por la noche. De esta manera, no se interrumpe el sueño de manera tan brusca.
  • Facilita la lactancia materna: ligado a lo anterior, la cuna colecho evita que la madre tenga que levantarse para dar las tomas nocturnas: bastará con colocar al bebé en el pecho cuando se despierte. “Durante el colecho, el lactante duerme al costado de su madre, con su cuerpo y cara orientada hacia el cuerpo materno. Esta posición facilita acceder al pecho, despertarse y mamar más a menudo para lograr consuelo y alimento sin apenas despertar a la madre”, asegura esta investigación.

¿La cuna colecho tiene alguna desventaja?

Aunque parece que todos son beneficios y ventajas, lo cierto es que se pueden atribuir algunos contras a estos artículos tan cotizados en la actualidad:

  • Dependencia: algunos expertos aseguran el colecho puede provocar dependencia hacia los padres y puede dificultar que el niño quiera dormir solo
  • Falta de intimidad en la pareja: esa dependencia puede ir ligada a problemas de pareja por no encontrar momentos de intimidad. Eso sí, como decimos, solo si el niño crece y no hemos conseguido que aprenda a dormir solo en su cuarto.
Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo