6 tipos de llanto en el bebé

Descubre por qué llora tu bebé

2 minutos

Los bebés lloran para hacernos saber que algo no está bien, pero ¿qué? Por el tipo de llanto puedes saber rápidamente qué le ocurre a tu bebé.

llanto

Con el tiempo lograrás distinguir los diferentes tipos de llanto de tu bebé, pero hasta que te conviertas en una “experta en lágrimas”,  te vendrá muy bien saber cómo son las características del llanto de los bebés, dependiendo de lo que les pasa, para atender a tu hijo lo mejor posible.

1 Tiene  hambre

Llanto explosivo y breve, seguido de una pausa para llenar sus pulmones de aire y volver a estallar.

2. Está cansado

Lamento bajito y monótono, con bostezos. Puede que se rasque los ojos o se acaricie despacio una oreja o la sábana de su moisés.

3. Se siente solo (quiere mimos)

Llanto con temblor de barbilla y mirada desolada.

4. Está incómodo (pañal sucio, ropa ajustada, demasiado calor…).

Llanto fuerte acompañado de agitación de brazos y piernas.

5. Está estresado

Lloro alto y potente. Rechazará los intentos de alimentarle o cogerle en brazos y hasta es posible que retire la mirada cuando acudas a su lado.

6. Tiene gases

Llorará con gritos, manteniendo los puñitos apretados y el cuerpo arqueado y se pondrá muy rojo. Esta dolencia se debe a la inmadurez de su intestino y suele mejorar mucho a partir de los tres meses.

Hasta entonces, para calmarle túmbale boca arriba sobre tu cama y hazle rodar despacito a un lado y a otro o túmbale boca abajo sobre tu antebrazo y en esta posición, dale paseos por la casa.

¿Y si llora tanto que deja de respirar?

A veces, el bebé llora tanto que se queda sin respiración (“se priva”). Estos episodios suelen ocurrir pasado el primer trimestre de vida.

Si al tuyo le sucede alguna vez…

Qué debes hacer

Mantén la calma. Aunque creas que tu pequeño se puede asfixiar, el reflejo de la respiración hará que esta se reinicie en pocos segundos de forma espontánea, por lo que no es necesario que vayas a urgencias. De todos modos, en la próxima revisión, díselo a su pediatra.

Qué no debes hacer

Perder los nervios, zarandear a tu bebé (hacerlo es muy peligroso), soplarle o echarle agua en la cara o gritarle. Estas reacciones le asustarían y al volver en sí, el episodio podría repetirse.

Etiquetas: bebé, cólicos del lactante, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS