Piel con piel

El abrazo de mamá calma el dolor de los bebés prematuros

El contacto piel con piel ayuda a los bebés prematuros a hacer más llevaderos algunos test dolorosos como la prueba del talón.

bebé prematuro

El Método de la Madre Canguro (MMC) consiste en mantener un contacto continuo y prolongado piel con piel de la madre con el bebé. Además de ayudar a fortalecer el vínculo afectivo, se sabe que tiene muchos beneficios para la salud y el correcto desarrollo emocional del bebé.

En el caso de los bebés prematuros, un equipo de investigadores de la Universidad McGill de Montreal (Canadá) ya había demostrado que este método es capaz de reducir el dolor de los bebés nacidos entre las semanas 32 y 36. Ahora, los mismos científicos revelan que el contacto piel con piel también contribuye a la recuperación de los niños aún más prematuros, nacidos entre las 28 y 31 semanas. Antes se pensaba que estos bebés no estaban lo suficientemente desarrollados como para beneficiarse del MMC.

Menos dolor en la prueba del talón

Para comprobar los beneficios del abrazo de mamá, los investigadores sometieron a los bebés a la prueba del talón, un test que se realiza a todos los recién nacidos y consiste en un pinchazo para extraer una muestra de sangre que se usará en la detección de ciertas enfermedades.

El equipo pidió a las madres que cogiesen a sus bebés en brazos durante 15 minutos antes y durante todo el proceso. Además, los mismos bebés que participaron en la prueba fueron tratados en otra ocasión de manera normal: se les puso boca abajo en la incubadora antes y después del proceso. Para evaluar el dolor emplearon una escala internacional que tiene en cuenta la expresión facial, la frecuencia cardiaca y los niveles de oxígeno en sangre.

Los resultados revelaron que, 90 segundos después del pinchazo, los bebés mostraban menos dolor cuando se habían beneficiado del contacto piel con piel. Además, los bebés que fueron abrazados por sus madres se recuperaban del dolor en un par de minutos, mientras que los bebés de la incubadora seguían sufriendo pasados más de tres minutos. "La respuesta al dolor de recién nacidos muy prematuros aparentemente se reduce por el contacto materno con la piel", explica Celeste Johnston, una de las autoras. "Esta respuesta no es tan concluyente como en bebés prematuros de más semanas, sin embargo, el menor tiempo de recuperación que comporta el método MMC es importante para contribuir a mantener la salud del bebé".

El Método de la Madre Canguro

Algunos hospitales están poniendo en marcha el MCC, consiguiendo reducir la media de días de ingreso hospitalario de los bebés prematuros. Además de ser bueno para los recién nacidos, este método también aporta beneficios a los padres, que suelen experimentar mucha ansiedad en esos primeros días que el bebé pasa en la incubadora.  De esta forma se les devuelve el protagonismo y la confianza en el cuidado de sus hijos. “Esta investigación podría tener efectos beneficiosos también para la madre, cuyo papel maternal disminuye cuando su bebé está bajo cuidados intensivos”, recuerda Johnston.

Fuente: SINC

Etiquetas: recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS