Navidad

Juguetes de Navidad: cómo decidirte por cuál es el mejor

3 minutos

¿Tu hijo es aún muy pequeño para pedirte un juguete en concreto? Te contamos cómo decidirte por el mejor.

10 claves para elegir el juguete perfecto esta Navidad

Se acerca la Navidad y con ella los regalos de Papá Noel y los Reyes Magos. Pero, ¿qué le compras a un niño que aún no puede decirte el juguete que quiere o elige sin ningún tipo de criterio? Le hemos preguntado a la directora del Departamento de Pedagogía de las escuelas Chiquitín (de 0 a 3 años), Ana Muñoz, y esto es lo que nos ha contado: “El juego tiene un papel incuestionable en desarrollo afectivo, motor, cognitivo y social de los más pequeños al que el juguete puede o no contribuir en función de que su elección sea adecuada”. “A medida que los niños van creciendo, los juegos van cambiando y los juguetes deben responder a esos cambios ofreciéndoles en cada momento lo que necesitan. En la etapa de bebés los más adecuados serán aquellos que favorezcan el desarrollo de los sentidos, a partir de que comienzan a caminar se unirán todos los juguetes que favorecen el movimiento, el equilibrio… y al finalizar esta etapa los más deseados serán todos los que propician el juego simbólico (cocinitas, muñecos…)”, añade.

10 consejos básicos

1. Evita el exceso. Paradójicamente, el exceso de juguetes, incluso si son los que al niño le gustan, consigue el efecto contrario, es decir, que pierda el interés. Además, disminuirá su capacidad de atención.

2. Elige juguetes que fomenten la actividad y creatividad. Estas características son siempre importantes pero cobran especial importancia entre los 0 y 3 años. “Los juguetes que realizan todo por sí mismos y dejan al niño en un segundo plano son los primeros que dejarán de interesarles al no suponer ningún reto al que deban responder. Cuanto menos estructurado sea el juguete, más creativo y más posibilidades de juego brinda”, argumenta Ana Muñoz.

3. Ten en cuenta sus gustos y edad. Observa cómo juega tu pequeño, te dará muchas pistas.

4. Opta por juguetes que inciten al juego en familia. Así, todos los miembros estarán más dispuestos a jugar con él. 5. ¿Te animas a fabricar un juego casero? Puede ser más educativo que un juguete caro.

6. Si hay más niños en la familia, elige juguetes que se puedan compartir. Con este gesto, estarás enseñándole precisamente a eso, a compartir, a aprender a esperar mientras el otro lo está usando, a respetar los turnos y a jugar juntos.

7. A manos más pequeñas, más grandes deberán ser las piezas de los juguetes para evitar atragantamientos y otros sustos.

8. Los juguetes deben ser resistentes y estar fabricados con materiales seguros acordes a la edad del peque y conforme a la normativa europea.

9. A la hora de elegir un juguete, hazte estas preguntas: ¿jugará a menudo con él? ¿fomentará la creatividad? ¿cuál era mi juguete favorito a su edad?

10. Lo más importante es el juego en sí mismo. “El mejor regalo es la atención de los padres, y es positivo jugar con ellos como un medio importante de comunicación y afecto, sin dejar de favorecer el juego en solitario, necesario también para fomentar su independencia”, concluye la directora pedagógica Ana Muñoz.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS