Fisher-Price

La hamaca, un espacio de descanso para tu bebé

Los bebés no descansan solo cuando duermen: también necesitan experiencias relajantes cuando están despiertos. La experta en educación a través del juego de Fisher-Price Imma Marín nos explica cómo acompañan las hamacas a los bebés en esos momentos.

La hamaca, un espacio de descanso para tu bebé

El descanso es absolutamente necesario para todos, grandes y pequeños, y cada persona tenemos nuestros ritmos y necesidades de sueño y reposo. Y digo reposo porque no quiero referirme solamente al momento en el que estamos profundamente dormidos, sino que incluyo esos espacios de tiempo antes y después de caer en brazos de Morfeo, así como esos instantes de relajación tan importantes y necesarios.

Por eso, me encanta que marcas como Fisher-Price se preocupe de diseñar elementos que faciliten el descanso de los pequeños y, en consecuencia, del nuestro.

Os voy a contar una anécdota personal: cuando mi hija era pequeña más de una noche habíamos salido a dar una vuelta en coche, pues durante una temporada fue una apuesta segura para dormirla. Ahora lo recuerdo con amor, como todo lo relacionado con mis hijos, pero en aquel momento no sé si siempre me lo tomé con mucho sentido del humor, la verdad. ¡Que yo soy dormilona!

Si os paráis a pensarlo tiene toda la lógica. El “run-run” del coche, el silencio o la música relajante y nuestra presencia, que el bebé puede sentir como un abrazo, en un espacio reducido, son unas magníficas condiciones para quedarse dormido plácidamente.

 

Esto es lo que reproducen las hamacas de Fisher-Price. Música relajante, suaves vibraciones, comodidad. La Hamaca Vamos de Paseo está pensada concretamente en relajar como si de un paseo en coche se tratara y, a la vez, con una barra de juguetes móvil, para provocar ese interés y esfuerzo cognitivo que estimula y relaja a la vez en un círculo virtuoso fascinante.

 

La Hamaca Llévame contigo, plegable y portátil, tiene un sistema de amortiguación que os harán pedir a Fisher-Price si os lo pueden fabricar en tamaño adulto –como hice yo cuando vi el producto-.

Así, con estas hamacas tendréis la vibración del “run-run”, los sonidos relajantes, los elementos estimulantes y la comodidad de serie. Si añadís la tranquilidad y paz que les da sentir vuestra presencia, vuestro calor, ya sea mientras alcanzan las llaves de la barra de juguetes o mientras les empieza a vencer un sueño profundo y reparador, tendréis la efectividad del mejor de mis paseos en coche a altas horas de madrugada sin moveros del sofá.

Por: Imma Marín,asesora pedagógica experta en educación a través del juego.

Etiquetas: bebé, hamaca del bebé, publirreportaje

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS