Vídeo de la semana

Salud del bebé

Las primeras heces pueden detectar si tu bebé desarrollará alergias

El 'meconio', como se conoce a las primeras heces que expulsan los bebés, siempre han sido importantes, pero con este hallazgo cobran más relevancia: un nuevo estudio acaba de relacionar las primeras heces con las posibilidades de desarrollar algún tipo de alergia.

bebe panales
Fuente: Pexels

La ciencia nos ha permitido, a lo largo de la historia, descubrir de dónde venimos, cómo nos desarrollamos y poner a nuestra disposición la cura a muchas enfermedades y virus. Además, ha permitido mejorar, en gran medida, todo el proceso de embarazo, parto, posparto y salud de los bebés.

En relación a este último, la ciencia ha descubierto un nuevo hallazgo. Un hallazgo que vincula el meconio de los bebés con la posibilidad de desarrollar alergias. En concreto, a través de las primeras heces podría detectarse esta posibilidad.

El meconio (sustancia de color verde oscuro y espesa que el feto ingiere y excreta mientras está en el útero) está relacionado con que los niños tengan alergias durante su primer año, según publica la revista Cell Reports Medicine de la Universidad de Columbia Británica en Canadá.

El estudio refleja que cuantos menos tipos de moléculas diferentes tiene el meconio de un bebé, mayor es el riesgo de que el niño desarrolle alergias. "Nuestro análisis reveló que los recién nacidos que desarrollaron sensibilización alérgica al año de edad tenían un meconio significativamente menos 'rico' al nacer, en comparación con los que no desarrollaron sensibilización alérgica", apunta el doctor Brett Finlay, profesor del laboratorio Michael Smith.

Prevenir la enfermedad del asma

Los investigadores explican que el meconio "es como una cápsula del tiempo que revela a qué estuvo expuesto el bebé antes de nacer" porque "contiene todo tipo de moléculas encontradas y acumuladas por la madre mientras [el bebé] está en el útero, y se convierte en la fuente inicial de alimento para los primeros microbios intestinales". Por tanto, el desarrollo del sistema inmunitario junto con una microbiota sana desempeñan un papel fundamental en la salud del bebé.

"Sabemos que los niños con alergias tienen mayor riesgo de desarrollar también asma. Ahora tenemos la oportunidad de identificar a los bebés de riesgo que podrían beneficiarse de intervenciones tempranas antes de que empiecen a mostrar signos y síntomas de alergias o asma más adelante", relata el doctor Stuart Turvey, coautor principal del estudio.  

El objetivo de este estudio es detectar los problemas de alergia que pueden sufrir los bebés cuando aún son pequeños porque no solo pueden tener asma, sino también eczema como desprende el estudio científico. Esta investigación a gran escala (con la muestra de 100 meconios) indican cómo los genes y los factores ambientales pueden influir en el desarrollo de alergias y otras enfermedades crónicas en la infancia.

Los expertos insisten en que las madres deben tener una dieta adecuada y tomar vitaminas durante el embarazo. Todo ello para fomentar una respuesta inmunitaria saludable para los niños. "Este trabajo demuestra que el desarrollo de un sistema inmunitario y una microbiota sanos puede empezar mucho antes de que el niño nazca, y señala que las pequeñas moléculas a las que se expone un bebé en el útero desempeñan un papel fundamental en su salud futura", afirman los académicos en esta investigación. Este hecho, por tanto, aclara que las heces de los bebés aportan datos importantes con los cuales se puede prevenir enfermedades que afectan al primer año de vida de los niños. 

Dounia

Dounia Sbai

Periodista digital. Me interesa (casi) todo. Siempre con una mirada en la actualidad sea cual sea. Amante de la lectura acompañada de un buen té.

Continúa leyendo