Primeras pruebas

Pruebas que se realizan al recién nacido para comprobar si está sano

Algunas pruebas se deben practicar inmediatamente después de nacer, en el mismo paritorio, mientras que otras se posponen algunas horas e incluso días. Nos explican cómo y cuándo se realizan.

Pruebas que se le realizan al bebé nada más nacer

Ya ha nacido, seguramente todo está bien. Pero para confirmarlo, es preciso realizar una serie de cuidados y valoraciones.  

Lo ideal es hacer las primeras pruebas al bebé sobre la madre. En contacto con ella, va a encontrar calor, seguridad, protección, alimento… Por ello, la mayoría de los profesionales que atienden partos, siempre que pueden, hacen los primero cuidados del recién nacido estando encima del abdomen materno.

Corte del cordón umbilical

Inmediatamente después de nacer, el profesional que atiende el parto ( ginecólogo o matrona) limpia con una gasita la cara del niño de las secreciones que se generan en el nacimiento (sangre, líquido amniótico…) y que podrían impedirle respirar con normalidad y contaminarle la boca, la nariz y los ojos.

A continuación se le corta el cordón umbilical. Pero, ¿cuál es el mejor momento para hacerlo? Existe controversia al respecto: hay profesionales que dicen que hay que cortarlo inmediatamente después de la salida del bebé. Por el contrario, hay otros que prefieren esperar a que deje de latir y se colapse por completo. Al menos, es aconsejable que el recién nacido comience a respirar y a llorar para no dejarle sin el suministro de oxígeno tan bruscamente.

Extracción de sangre

Una vez que hemos cortado el cordón umbilical, se recogen dos muestras de sangre para realizar dos pruebas importantes para el recién nacido: la determinación del grupo sanguíneo y Rh, y el análisis de gases y pH (imprescindible para conocer el nivel de oxigenación que tiene al nacer).

El test de Apgar

El test de Apgar es un examen sencillo, no invasivo, que valora el estado del niño. Lo realiza la matrona que atiende el parto, un pediatra o una enfermera de pediatría. Mide cinco aspectos de la salud del bebé:

  • La coloración del bebé: debe estar rosada
  • La frecuencia cardiaca: lo normal son más de 100 latidos por minuto
  • El tono muscular: flexión de las extremidades
  • La respiración: el bebé llora y respira bien

Se realiza al minuto de nacer y se repite cinco minutos después. A cada uno de los parámetros que se valoran se le asigna una puntuación (0, 1, 2), en función de la respuesta y el estado del bebé. La puntuación máxima es 10 y la mínima 0. En el primer test (el que se realiza al minuto), muchos niños obtienen entre 8 y 9. El 10 es muy raro porque la adaptación a la vida extrauterina se realiza de forma paulatina. Puede suceder que en el primer minuto el test tenga un resultado bajo y a los cinco minutos, cuando el niño ha superado el estrés del parto, el estado del pequeño haya mejorado, y el test de Apgar también.

Pruebas específicas

En ocasiones, el profesional que realiza el primer reconocimiento al recién nacido considera que es necesario llevar a cabo algún otro tipo de cuidados, porque así lo requiera el estado del pequeño.

  • Aspirar las vías nasales: hace tiempo que esta maniobra ya no se realiza por rutina al recién nacido, porque el niño dispone de mecanismos naturales como la tos para expulsar esas secreciones fácilmente.
  • Poner oxígeno al bebé: Únicamente, cuando los profesionales comprueban que el bebé no está recibiendo oxígeno suficiente.

Pesos y medidas

Una de las cosas que más inquieta a los padres es saber el peso y la talla de su pequeño. Pero esto es un dato que se puede retrasar. Es mejor que el niño permanezca junto a su madre, caliente y tranquilo durante las dos primeras horas después del parto y, pasado este tiempo, se le pesa, se le mide y se le viste.

Prueba del talón

A partir de las 48 horas del nacimiento, se extrae una pequeña muestra de sangre (generalmente del talón, porque se obtiene más fácilmente) que se analiza en un laboratorio centralizado en cada comunidad autónoma. Esto se conoce como prueba metabólica o del talón.

Mediante este sencillo análisis se pueden diagnosticar hasta 19 enfermedades metabólicas al recién nacido. Hasta hace muy pocos meses era necesario realizar dos extracciones, una a las 48 horas y otra pasado el 5º día de vida del niño. Pero actualmente, con una extracción es suficiente y, además, se ha ampliado el número de enfermedades que se pueden detectar.

Gema Magdaleno del Rey es Matrona del Hospital La Paz de Madrid.

Etiquetas: bebé, cuidados bebé, pruebas al bebé, recién nacido

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS