Estimulación temprana

Tummy Time o tiempo boca abajo: ¿conoces los beneficios de esta práctica en los bebés?

El término Tummy Time hace referencia al tiempo que los bebés pasan boca abajo. ¿Conoces los beneficios que tiene para su desarrollo?

“Dormir boca arriba y jugar boca abajo”. ¿Alguna vez habías escuchado esta expresión? Aunque los bebés han de dormir boca arriba para evitar la muerte súbita del lactante, entre otros riesgos, es cierto que jugar boca abajo reporta importantes beneficios sobre su desarrollo, en varios ámbitos. Es lo que popular se conoce como ‘Tummy Time’ y puede empezar a practicarse desde que tienen días de vida.

“El término Tummy Time hace referencia al tiempo de juego que el bebé pasa boca abajo y que tiene diferentes beneficios para su desarrollo”, cuenta a Ser Padres Tamara González García, fisioterapeuta experta en fisioterapia infantil del Hospital Vithas Vigo.

Un tiempo de juego que los padres pueden empezar a implementar en casa desde el momento en el que llegan del hospital con el bebé recién nacido. “Al principio siempre hay que ponerlo bocabajo sobre nosotros y, a medida que crezca y adquiera nuevas habilidades motrices, se irá estimulando en el suelo”, explica la profesional.

Los beneficios del Tummy Time sobre el desarrollo del bebé

De acuerdo a las palabras de la profesional, los beneficios no son pocos:

  • Empezar a una edad temprana incentiva el buen desarrollo psicomotor
  • Mejora el control de la cabeza
  • Fortalece la musculatura del cuello, la espalda y los hombros
  • Promueve el desarrollo sensorial mediante la estimulación visual, auditiva y táctil
  • Evita deformaciones craneales, como la plagiocefalia, por posiciones mantenidas

Los beneficios son bastantes, pero los riesgos son muy poquitos: “Siempre que se haga bajo la supervisión de un adulto, no implicaría ningún riesgo importante”, argumenta González. Eso sí, también explica la necesidad de no practicarlo sobre la cama u otros lugares altos que lleven implícitos riesgo de caída.

¿Cómo practicar el Tummy Time?

No realizaremos esta práctica de la misma manera con un bebé recién nacido o con dos meses, que con uno de seis. Al principio, habremos de colocarlo nosotros boca abajo y estimularlo. “Pero, a partir de los seis meses motivaremos al bebé para que se voltee solo y se desplace por sí mismo”, argumenta la profesional. ¿Cómo? Colocando, por ejemplo, juguetes en diferentes posiciones para que intente alcanzarlos.

Y es que, sí, se trata de pasar tiempo bocabajo, pero el Tummy Time no consiste en dejar que el niño mire al suelo y observarlo mientras intenta levantar su cabeza para hacer fuerza. Hay que estimular el movimiento, jugar con él mientras está en esta posición y, en definitiva, guiarlo en su desarrollo.

“Si el bebé ya tiene tres meses, podemos poner en el suelo un juguete adaptado a su edad y estimularlo para que lo siga con la mirada e intente agarrarlo y jugar con él”, nos cuenta Tamara. Con este sencillo ejercicio, por ejemplo, trabajará el control de su cabeza y fuerza, mientras favoreceremos el apoyo en los codos y las manos y el trabajo de agarre.

Además, invita a los padres a incluir estos ejercicios como parte de su rutina al cambiar el pañal o a la hora del baño.

Consejos para padres que quieran practicar Tummy Time

Estas son las medidas que, según la experta, han de tener en cuenta todos los padres:

  • Poner al bebé boca abajo solo se indica en el tiempo de juego, para dormir, por ejemplo, que ponerlo boca arriba
  • Lo más aconsejable es iniciar esta práctica cuanto antes, para evitar que pase muchas horas boca arriba
  • Cuando sean recién nacidos, empezaremos poniéndolos boca abajo sobre nuestras rodillas o nuestra barriga durante tres o cinco minutos varias veces al día, para que se vayan acostumbrando a la postura y, después, podamos incluirla en su rutina
  • A partir de los tres meses, el bebé está preparado para realizar esta práctica durante una hora al día
  • Entre el nacimiento y los tres meses, principalmente responden a estímulos visuales y sonoros, así que el objetivo será fortalecer cabeza y cuello
  • De los tres a los seis, comenzará a girar la cabeza y atiende más a estímulos visuales, así que podemos empezar a implementar la práctica en su rutina
Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo