Video: ¿cómo bañar correctamente a un bebé recién nacido?

Es, a menudo, uno de los momentos más incómodos a los que se enfrentan los padres (sobre todo si son primerizos): el baño del bebé. ¿Cómo bañar a un bebé de manera correcta?

“Acaban de venir a enseñarnos cómo bañar a Martín y nada más desnudarle me han dicho ‘va a llorar mucho, no te asustes’. Le han metido en el agua y ha empezado a dar unos berridos que se me partía el corazón. Estaba deseando sacarle porque tenía unos temblores… me ha dado una pena horrorosa”. Estas fueron unas de las primeras palabras de la influencer María Pombo después de dar a luz a su pequeño Martín. Y no nos extraña que diera tanta importancia a esto: al baño del bebé. Un momento que suscita muchas dudas, miedos y temores de los padres (sobre todo si hablamos de padres primerizos).

Y es que, parece que los bebés están hechos para no estar en el agua, son muchos los que repudian esa hora del baño. Aunque hemos de decir que a medida que van pasando las semanas van acostumbrándose a las duchas e, incluso, los baños pasan a resultarles de lo más agradable y satisfactorio, esos primeros intentos son un agobio para todas las familias.

Pero, tranquilos, papás, salir victorioso de este momento no es nada raro, ni difícil de conseguir. Bastará con que tengáis en cuenta unas cuantas recomendaciones básicas y el baño del bebé pasará a ser uno de vuestros momentos favoritos con él.

Para ofreceros estas recomendaciones contamos con la ayuda de Mayte González, especialista infantil en Fun&Fit, que nos resuelve todas la dudas y explica el proceso paso a paso en este vídeo.    

  • Habremos de utilizar un jabón neutro o disolver un poquito de aceite para bebés en el agua: así, además de lavar, también lo hidrataremos
  • Tenemos que tener mucho cuidado con la temperatura: para controlarla, lo mejor es utilizar un termómetro acuático aunque, en su defecto, también podemos guiarnos por nuestra temperatura corporal. El agua debería estar en torno a los 36 grados centígrados
  • Ante todo, la enfermera nos cuenta que no debemos asustarnos, que es normal que el bebé llore al introducirlo en la bañera porque suelen sentirse desprotegidos. De aquí desencadenamos la necesidad de que el baño sea lo más cortito posible
  • Hemos de lavar bien con la esponja la zona del ombligo, sin miedo
  • Una vez lavado y enjuagado lo sacaremos lo más rápido posible y lo envolveremos en la toalla
  • Además, nos recuerda que otra de las cosas por las que debe ser rápido es porque debemos hacerlo antes de que el pequeño pierda calor corporal
  • Si aún así os quedan dudas, podéis reproducir el vídeo para ver un ejemplo práctico sobre cómo debe ser el baño de un bebé.

Continúa leyendo