Ser Padres

Estos son los mitos más extendidos sobre la lactancia materna

Que si los pechos pequeños no producen leche, que si estropea el pecho, o que no es compatible con el ejercicio. Son muchos los mitos que giran alrededor de la lactancia materna. Sin embargo, algunos son falsos y otros solo son medias verdades. Los desmontamos basándonos en la opinión de expertos en lactancia.

“Si existiese una vacuna con los beneficios de la lactancia materna, los padres pagarían lo que fuera por comprarla”. Con esta bonita afirmación se refiere el archiconocido experto en infancia Carlos González a la lactancia, una técnica milenaria que sigue dando mucho de qué hablar hoy en día.
Y es que, aunque la Organización Mundial de la Salud establezca a  la leche materna como el alimento imprescindible para el bebé hasta los seis meses de edad (y recomendable hasta que cumplen los dos años de vida), son todavía muchas las mujeres que deciden no dar el pecho. Y, aunque la decisión es totalmente respetable, también es necesario informar de algunos mitos y errores que pueden llevarles a tomar esta decisión.
Como decimos, la decisión de dar o no el pecho recaerá en la mamá de acuerdo a su caso particular y su filosofía de vida. Pero, si decide hacerlo, seguro le interesará saber que la lactancia evita, por ejemplo, que el bebé coja algunas infecciones, ya que tiene defensas y anticuerpos de los que carece la leche artificial.
Además, en la madre favorece la producción de la hormona de la felicidad, contribuyendo a un estado más agradable de bienestar y tranquilidad. Y, sí, es el vínculo materno filial más salvaje, que nos recuerda que todos venimos del mismo sitio: de la naturaleza. Y que somos mamíferos, además de seres humanos.
Aunque son muchos los beneficios que la ciencia ha demostrado sobre la lactancia materna, en nuestra sociedad todavía son muchos los mitos que se transmiten de generación en generación. Por ejemplo, ese que dice que la lactancia estropea el pecho, o el de que las mamas pequeñas no pueden practicarla porque no producirán una cantidad suficiente de leche para alimentar al bebé.
Aunque es cierto que hay muchas cosas que se pueden y otras que no se pueden hacer mientras se está dando el pecho, somos conscientes de que todavía hay que desmentir mucha desinformación, hemos elaborado una lista con algunos de los mitos más extendidos sobre lactancia materna. Salvo excepciones, todos son falsos y fácilmente demostrables.
¡Apréndelo todo sobre la lactancia materna y no caigas en falsas afirmaciones!

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking