Ser Padres

¿Moisés o cuna?

El niño debe dormir donde esté seguro, cómodo y feliz, sea este un lugar grande o pequeño. ¿En qué fijarse al elegirlo?

El moisés y la minicuna tienen un tamaño ideal para los primeros meses de vida (al bebé le gusta dormir recogidito como estaba en el útero materno) y además tienen la ventaja de que se puede trasladar más fácilmente por la casa para tener siempre a tu hijo cerca, pero no son imprescindibles para que el bebé duerma bien.
El bebé debe dormir donde se sienta seguro y cómodo, sea este un lugar grande o pequeño. Por esta razón tampoco se puede aconsejar una edad concreta para cambiarle del moisés a la cuna o de la cuna a la cama. Dependerá de los gustos de cada niño.
Eso sí, nunca hay que intentar hacer la cuna más pequeña colocado cojines o muñecos en los laterales, pues esto aumenta el riesgo de muerte súbita del lactante (por asfixia) y además, el niño irá creciendo, se moverá cada día más y podrá lastimarse con ellos

Seguridad en la cuna

La cuna debe reunir dos características fundamentales: seguridad y comodidad.
 Asesor: Dr Gonzalo Pin,  pediatra Jefe de la Unidad de Sueño del Hospital Quirón, de Valencia.

Soy periodista y tengo tres hijos de edades muy dispares, que no dejan de sorprenderme día a tras día. Me fascinan los bebés. Si la vida lo permitiera, yo creo que habría que tener un hijo cada cinco o seis años para no dejar nunca de disfrutar de la infancia.

tracking