Ser Padres

El anuncio de lactancia materna que ha sido censurado en Facebook y algunas televisiones

La red social por excelencia, una vez más, vuelve a hacer de las suyas cuando se trata de lactancia materna: está ocultando la visualización de un anuncio que habla a favor de ella y hoy os queremos dar las razones.

Es de sobra conocido que el algoritmo de Facebook a veces hace de las suyas para mostrar y ocultar según qué contenidos por diferentes criterios: por ejemplo, nos mostrará aquellos anuncios que vayan acorde a las últimas búsquedas que hayamos hecho en internet, las publicaciones de los amigos con los que más interactuemos y, por el contrario, ocultará (no solo a nosotros, sino a todo el mundo) aquellos contenidos que el algoritmo crea que pueden atentar contra las normas de publicación en Facebook.
Algo bastante sencillo de comprender si hablamos, por ejemplo, de contenidos que lleven algún tipo de abuso implícito, o fotografías algo sensibles para según qué personas. Pero, que se vuelve complejo si tenemos en cuenta que también oculta algunos anuncios como este que defiende la lactancia materna. Y el hecho de que lo oculte ya ha causado revuelo tanto ahí, como en otras redes sociales.
Empecemos por el principio: hablamos del anuncio titulado ‘The Boob Life’ y creado por la marca Tommee Tippe, especializada en productos de crianza, con el fin de normalizar la lactancia materna y cualquier otra forma de alimentación infantil.
En el anuncio en concreto se van sucediendo diferentes escenas en las que siete madres diferentes dan el pecho a sus bebés, se extraen la leche o dan el biberón en diversas situaciones. Bajo el lema “La forma en que elijas alimentar a tu bebé es la correcta, mamá” podemos ir viendo pechos que gotean leche, más grandes, más pequeños o con un cerco en la camiseta.
El anuncio en cuestión es este:

¿Contenido explícito?

Y he aquí la causa principal sobre la censura de este anuncio tanto en redes sociales como algunas televisiones públicas de algunos países: la aparición de pechos y pezones es, para ellos, “contenido demasiado explícito” y, por tanto, ha sido rechazada en Estados Unidos, Reino Unido y Australia. De hecho, así lo ha explicado la gerente de Manifest, la agencia de publicidad encargada del anuncio a The New York Times: “no cumpliría con las regulaciones de publicidad en los Estados Unidos ya que se consideró que había contenido para adultos”.
Además, ha explicado que ni mucho menos pretenden sexualizar con este contenido: “el anuncio está destinado a celebrar los cuerpos de las mujeres en el posparto y no está sexualizando de ninguna manera, así que estamos muy decepcionados de que no llegue a la televisión”.
Por su parte, Tommee Tippee también ha reaccionado con esta publicación en Instagram:

La necesidad de normalizar el cuerpo

No es la primera vez que pasa algo así: ya hablamos de la poderosa campaña de Unicef en la que pedía, precisamente, normalización de la lactancia: si tú no comes en el baño, ¿por qué los bebés sí tienen que hacerlo?, decía el spot que se volvió viral.
Casos que muestran la necesidad de normalizar los cuerpos después de dar a luz y la lactancia (o cualquier otra forma de alimentación infantil). Es necesario que dejemos de ver a los pechos y los pezones como un elemento meramente erótico y comencemos a verlos como lo que son: el principal vínculo que une a la madre con su bebé en el tiempo que dure la lactancia materna.
Es necesario que dejemos de pedir a las madres lactantes que se tapen cuando dar de comer a sus hijos, o que tengan que ir al baño para poder hacerlo sin sentirse observadas.

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking