Lactancia

¿Sabe mal la leche materna si se congela?

Algunos bebés ponen cara rara (o incluso rechazan) la leche materna cuando ha sido congelada, pero no les ocurre lo mismo si no ha pasado por el congelador. ¿Es que se pone mala?

¿Sabe mal la leche materna si se congela?

¿Puede ponerse mala leche materna si se congela? En realidad no. Lo que ocurre es que la leche de algunas mujeres puede adquirir un sabor extraño cuando ha estado varias días congelada, al parecer porque la enzima lipasa que contiene descompone los triglicéridos en ácidos grasos.

Eso no es malo para la salud, y la leche se puede tomar, pero a algunos niños no les gusta el sabor.

¿Tiene solución?

Algunas madres lo solucionan calentando un poco (sin que llegue a hervir) la leche antes de congelarla, con lo que se desactiva la lipasa.

De todos modos, muchas veces los niños rechazan el biberón de leche materna no porque les sepa mala, sino porque prefieren la teta de su madre. Muchos bebés se niegan a comer cuando se va su madre, pero como mamá no puede estar siempre a su lado, la extracción de leche materna es la mejor opción:

Así se extrae la leche

  • Hay que empezar a sacarse leche un par de semanas antes de la fecha en la que vamos a faltar porque las primeras veces sale muy poca cantidad.
  • Con las manos limpias, damos un masaje en el pecho (ver fotos del niño hace que fluya la leche más fácilmente).
  • Humedecemos un poquito los bordes de las copas para que se peguen más al pecho.
  • Usamos un sacaleches mecánico o manual. Si es eléctrico, se comienza con la menor intensidad de succión y se aumenta de forma progresiva.
  • El tiempo de extracción no debería superar los 20 minutos.
  • La cantidad de leche materna que se saca depende de muchos factores: de la hora del día, del tiempo transcurrido desde la última toma, de si tenemos algo de estrés…

Cómo se conserva

  • La leche se guarda en un recipiente limpio: una bolsa de plástico, un tarro… Antes lo habremos lavado con agua caliente y jabón.
  • Es aconsejable poner en cada envase solo la cantidad que el niño va a consumir en una o dos tomas, con una etiqueta que especifique la fecha en la que nos la hemos sacado.
  • Se guarda en el frigorífico si se va a consumir en menos de dos días.
  • Si la congelamos, el tiempo que puede permanecer en el congelador depende de su potencia: se conserva de dos a cuatro semanas en una nevera y varios meses en un congelador independiente.
  • El descongelado se puede hacer rápidamente: colocamos el bote en agua caliente o incluso la podemos descongelar en el microondas.

 

 

Etiquetas: biberón, leche materna, sacaleches

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS