Consejos para…

Viajar en tren con el bebé

Después del coche, es probablemente el mejor modo de viajar con niños. De hecho, para los viajes que duran más de tres horas resulta mucho más práctico y relajado para los padres recurrir a este medio de transporte. Te contamos por qué.

Viajar en tren con el bebé

Los trenes tienen muchas ventajas, además de una magia especial para los niños que hace que se disfrute mucho más del viaje. Para empezar no hay que estar en la estación dos horas antes, como ocurre en los aeropuertos para pasar los controles de seguridad. Ni se pillan atascos, ni suele haber retrasos en las salidas, como suele ocurrir con los aviones en temporada de vacaciones. Además de la comodidad de poder ir con la silla de paseo hasta el mismo vagón. Una vez arriba solo habrá que plegarla y colocarla como una maleta más.

Dentro del tren, se puede andar por los pasillos para estirar las piernas o ir a la cafetería a tomar algo. Cuando los niños son un poco más mayorcitos (2 o 3 años) estos paseitos pueden convertirse en algo divertido para ellos viendo como cambia el paisaje o como se atraviesan ‘misteriosos’ túneles oscuros. Y si apetece viajar de noche para que los peques vayan dormidos, existen los coches cama. La única condición que pone Renfe es que todas las plazas se ocupen con personas de la misma familia.

 

Trucos que facilitan

  • Es conveniente llevar una bolsita con algo de comer y una botellita de agua para los más pequeños. En la cafetería te podrán calentar el potito o el biberón.
  • También será muy útil llevar algún juego, pinturas o un libro con cuentos para entretenerlos al final del viaje que estarán más cansados.
  • Los baños del tren son pequeños y es difícil cambiar ahí al bebé (esto un punto negativo cuando se va con chiquitines), menos en el AVE que son más espaciosos. Tienen un cambiador pequeñito, pero saca del apuro. No olvides las toallitas húmedas, te facilitarán la tarea.
  • Si papá o mamá viajan solos con los niños,se puede solicitar ayuda al servicio ATENDO, que te acompañaran hasta tu asiento o a la salida de la estación cuando el viaje termine. Este servicio se puede solicitar al comprar el billete.

 

¿Sale muy caro?

  • Los menores de 4 años viajan gratis si no ocupan asiento. Si se quiere un asiento, se le aplicará la Tarifa Niño.
  • A partir de los 4 años hasta los 14 tienen un descuento del 40 %. Si el niño está ‘crecidito’ y hay duda sobre su edad, RENFE podría solicitar el documento oficial que acredite su edad.
  • Si viaja una familia de 4 miembros, se puede optar por la tarifa ‘4 mesa’ (cuatro asientos con mesita en medio), con la que las cuatro plazas se comercializan de forma conjunta con un 60% de descuento sobre la tarifa general.
  • Las familias numerosas pueden disfrutar de sus descuentos especiales (presentando la documentación que lo acredita) y sumarlos a los descuentos u ofertas que haya en ese momento.

Más información: Renfe

 

 

 

Etiquetas: bebé, familia numerosa, sillas de paseo, vacaciones, viajar con bebé, viajar con niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS