Reflejos del bebé

El reflejo del paracaídas en el bebé

Los reflejos son muy importantes para la adaptación del bebé: son respuestas automáticas ante algunos estímulos exteriores y deben observarse de cerca y desde el primer momento. ¿Conoces en qué consiste el reflejo del paracaídas? Descubre en qué se basa y cómo puedes ver si el niño lo ha desarrollado.

reflejo
Fuente: iStock

Los reflejos son una respuesta o reacción que se produce de manera automática dado un estímulo exterior. En los bebés, su habilidad para adaptarse y tener un mayor control de su cuerpo y del ambiente, dependerá de estos reflejos. Son la principal característica que nos hará ver que el sistema nervioso está en desarrollo

Es por esto que tanto los padres, como el pediatra del niño deben vigilar sus reflejos para detectar si existe alguna anomalía y evitar cualquier problema en el futuro. Mientras unos reflejos se manifiestan en el nacimiento y desaparecen meses después, otros se mantienen a lo largo de toda la vida adulta

En este caso, vemos en qué consiste el reflejo del paracaídas del bebé, cuándo aparece y desaparece en caso de que sea así y algunas formas para determinar si el pequeño lo ha desarrollado

¿Qué es el reflejo del paracaídas?

Es una respuesta de protección que empieza a manifestarse cuando el bebé cumple los 5 o 6 meses de edad. 

Si queremos identificar el reflejo en el niño, podemos sostenerlo en posición erguida sujetándolo por los costados. La idea es rotar su cuerpo rápidamente con la cara hacia delante simulando como si se cayera. El bebé reaccionará extendiendo los brazos para interrumpir la caída. Se trata de un reflejo que se mantendrá durante toda la vida

¿Por qué se produce?

Este tipo de respuesta está dentro de los denominados reflejos primitivos o arcaicos. Estos están generados por el sistema nervioso central y son los que facilitan la supervivencia del bebé durante el primer año de vida.

Estos reflejos se desarrollan durante la concepción y son producidos por la acción de estímulos que provienen del exterior, lo que quiere decir que se basan en movimientos involuntarios

¿Cómo sabemos si el bebé lo ha desarrollado?

Aunque la mejor manera de estudiar la evolución de los reflejos del niño la hará un pediatra en las revisiones mensuales, también puedes comprobar por ti mismo la presencia de algunos reflejos para hacerte una idea de la evolución de su sistema nervioso y motor

Si quieres ver si ha desarrollado el reflejo del paracaídas, debes fijarte si el bebé presenta estas reacciones: 

  • Haz descender al niño de forma vertical hacia una superficie donde pueda ver que puede apoyar los pies. Verás cómo inmediatamente adopta una postura de extensión y alejamiento. Suele ser visible a partir de los 5 meses.
  • Coloca al niño sentado de forma que sus extremidades le queden colgando. Asegurándote de que está seguro, empújale suavemente hacia un lado. Comprueba como el brazo de ese lado rápidamente se estira para detener la caída. Se trata del reflejo del paracaídas lateral y este puede darse a partir de los 6 meses de vida.
  • La respuesta frontal se ve, como hemos visto, cuando se empuja ligeramente al pequeño hacia delante y este extiende los brazos para protegerse. Lo podemos observar entre el séptimo y octavo mes.
  • También podemos ver su reacción de protección cuando el bebé es empujado hacia atrás. Lo que hará será una especie de inclinación para estirarse con los brazos y muñecas extendidas

 

También te puede interesar:
foto claudia

Claudia Escribano

Periodista y curiosa. Aunque lo último es por naturaleza, para eso no existen títulos universitarios. Me encanta descubrir cosas nuevas y transmitirlas a los demás. Y para eso utilizo las palabras, la fotografía o todo aquello que me permita comunicar. ¡Mi objetivo aquí es haceros llegar muchas de ellas!

Vídeo de la semana

Continúa leyendo