Tranquilizan y relajan

Masajes para el bebé, un ratito de placer

Nos encanta hacer carantoñas a los bebés cuando les bañamos, les damos de comer o les tenemos en brazos. Esos ratitos tan maravillosos pueden intensificarse aún más con un masaje. Son relajantes, alivian los cólicos y hacen que los niños tomen conciencia de su cuerpo.

Todo sobre los masajes

Todo sobre los masajes

El masaje será una experiencia muy especial para el bebé. No se necesita mucho tiempo, aunque no hay que hacerlo con prisas, y el niño se quedará totalmente relajado y tranquilo. El masaje fomenta la sensación corporal de los pequeños, y mejora el riego sanguíneo de los órganos internos.

  • Se puede empezar a la tercera o cuarta semana de vida.
  • El mejor momento es una media hora después de darle el pecho o el biberón.
  • Si se dispone del tiempo necesario, se puede hacer todos los días, y si no, basta con una vez a la semana.
  • La habitación, las manos y el aceite deberían estar a una temperatura agradable.
  • Conviene elegir aceites de alta calidad como jojoba, germen de trigo o almendras. También es aconsejable comprarlos en herbolarios o farmacias. A cada 100 ml de aceite se puede añadir un gota de aceite de lavanda, que aumenta el efecto de relajación.

Etiquetas: bebé, estimulación bebés, lactancia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS