Viajar en familia

Equipaje de bebé: qué no debe faltar en su maleta de vacaciones

3 minutos

¡Por fin llegan las primeras vacaciones con el bebé! ¿Llevamos sus juguetes? ¿Y su bañerita? ¿Echará de menos su cuna? Viajar con un bebé no significa llenar el maletero hasta que no quepa nada más. De vacaciones con el bebé: simplifica tu vida llevando solamente lo básico.

Antes de hacer la maleta del bebé, planifica

Es importante planificar el viaje con el bebé y saber con qué vamos a contar en el destino para no llenar el coche de objetos innecesarios. Resulta muy útil hacer una lista con las cosas que va a necesitar tanto durante el trayecto como en el lugar de destino. ¿Qué cosas son básicas y realmente esenciales cuando salimos de vacaciones con el bebé? Te damos algunos consejos:

Lo que va a necesitar el bebé en el lugar de destino:

La noche: si aún usa capazo, puede dormir en él. Si no, suele venir muy bien llevar una cuna de viaje. Plegada no ocupa mucho espacio (antes de comprarla, asegúrate de que cabe en el maletero) y, además, por la noche se puede colocar cerca de nuestra cama. En caso de no tener una, el bebé siempre podrá dormir en un colchón al ras del suelo, protegido por cojines por si se mueve mucho y termina cayéndose.

El objeto de consuelo: no dejes en su casa su osito, la manta, esa toalla que siempre lleva consigo... Si normalmente le calma y le ayuda a conciliar el sueño, mucho más en un lugar extraño. Su olor y textura le recordará a su habitación y se sentirá confiado.

El paseo: el  cochecitosillita es imprescindible cuando viajamos fuera de casa con el bebé, aunque ocupe mucho espacio y tengamos la tentación de dejarlo en casa. La mochila portabebés también es un buen complemento, sobre todo si tenemos previsto dar paseos largos, caminar o hacer senderismo.

Ropa del bebé: no es necesario llenar la maleta de prendas, pero sí hay que prever que el bebé se puede manchar a menudo de leche, comida, cacas por lo que lo ideal es llevarnos algunos cambios extra para estar prevenidos en caso de algún accidente, pero sin exagerar. Un par de mudas interiores y exteriores valdrían (si hacen falta más, se pueden lavar), un par de pijamas, una mantita... ¿Cuánta ropa llevamos? Esto lo decidiremos basándonos en dos cosas: los días que estaremos de viaje y la edad de nuestro bebé. Calculando un cambio por cada día, uno extra para cada día que estemos viajando de un lugar a otro y uno más para la mitad de los días que vayamos. Si vamos muchos días y tendremos posibilidad de lavar esta cantidad de ropa del bebé puede descender.

El aseo: una buena idea es llevar una bañerita hinchable, no ocupa espacio y se puede usar en cualquier lugar. El cambiador plegable es otro imprescindible, así como unos pocos pañales (el resto se pueden comprar en el destino), toallitas, gel, crema... Si no tenemos una piscinita hinchable, también se puede comprar una palangana de plástico en el destino.

Alimentación complementaria: En caso de que sea necesario prepararle papillas, puedes optar por llevarte algún robot de cocina infantil, que suelen ser prácticos y pequeños. En caso de no poder llevarle comida preparada, podrás comprarle potitos en el supermercado o alguna farmacia.

El equipaje del coche del bebé

Además de lo que llevemos en el maletero, al viajar con un bebé conviene llevar ciertas cosas en el equipaje de mano, siempre cerca, porque podemos necesitarlas en cualquier momento:

  • Comida y bebida: todo lo necesario para preparar su biberón o algún puré. También hay que incluir galletas, pan... cositas que le puedan entretener en un momento de crisis.
  • Cambiador de tela, pañales, toallitas, crema y una muda completa.
  • Una mantita por si refresca.
  • Entretenimiento: un juguete, un peluche, un libro blandito que le sirva de almohada...

 

Extras importantes cuando se viaja con un bebé:

  • No mezcles las cosas del niño con las del resto de la familia. Una maleta aparte ayuda a encontrar fácilmente lo que necesitamos.
  • No olvides llevar la documentación médica del bebé por si ocurre un imprevisto: cartilla de la Seguridad Social y tarjeta del seguro, si lo tenemos.
  • Un pequeño botiquín para el viaje: antipiréticos y analgésicos infantiles, termómetro, tiritas, antiséptico jabonoso...
  • Antes de salir de casa, piensa bien qué productos puedes comprar en el lugar de destino: no hay que acarrear todo desde casa.

Etiquetas: bebé, cuna del bebé, hamaca del bebé, ropa del bebé, vacaciones, viajar con bebé, viajar con niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS