Ser Padres

Trucos para que el bebé no llore (tanto) por la noche

Si hay algo que agobia a todos los padres de bebés, esa es la falta de sueño por los llantos del pequeño por la noche. ¿Se pueden controlar de alguna manera?

El llanto del bebé podría ocupar libros y libros, páginas y páginas, que todos los padres seguirían leyendo sin parar. Y es que, cuando ese llanto se produce por la noche es, incluso, más desconsolador que si se produce por el día porque, al agobio de no saber qué le puede pasar al pequeño, se suman las pocas horas de sueño que desembocan en un cansancio extremo para los progenitores.
Fuente: iStock

trucos calmar llanto por la nocheFuente: iStock

De acuerdo a la Sociedad Española del Sueño (SES), los padres españoles pierden entre 400 y 700 horas de sueño en el primer año de vida de su bebé. Una falta de sueño desencadenada, muchas veces, por una baja calidad del sueño del niño. Y es que, si el bebé no logra dormir bien (y esta es la condición de uno de cada cuatro bebés), los padres tampoco lo harán y, como consecuencia, llegará la fatiga, el estrés, la ansiedad, la irritabilidad o, incluso, la tristeza.
Pero, en los bebés un mal descanso también puede traer consecuencias negativas: “Irritabilidad en su carácter, llanto frecuente e inconsolable y, a largo plazo, dificultades en el aprendizaje e, incluso, trastornos de la personalidad”, explica Gema Magdaleno, matrona y asesora de la marca Chicco.

Trucos para conseguir que el bebé no se despierte tanto por la noche

Quizás esta información provoque agobio en muchos padres desesperados porque su hijo descanse bien. Y es que, si algo nos ha enseñado la ciencia, es que si el niño llora es porque le pasa algo y hay que atenderle: no se le puede dejar llorando en la cuna hasta que se calle. “El niño terminará por callarse, seguramente, pero aprenderá que, la próxima vez que le pase algo, no podrá llorar porque sus padres no irán a saber qué le ocurre”, afirma el pediatra Carlos González.
Por eso, el mejor truco para que no lloren tan desconsoladamente por la noche es intentar mejorar la calidad del sueño del bebé. Y, para ello, como veremos a continuación, hay varios consejos primordiales.

Los bebés deben dormir cerca de su madre

De acuerdo al Instituto Europeo del Sueño, así como a la Asociación Española de Pediatría, durante los tres primeros meses de vida, el bebé debe dormir cerca de sus padres, pero no en la misma cama. Esto es, deben mantener su cuna cerca de la cama de los padres, a fin de poder alimentarlo y monitorizar al bebé, pero después de ese periodo de tiempo, lo mejor es dejar al bebé su propio espacio, aunque eso signifique algunas semanas de insomnio hasta la adaptación.
“Se ha demostrado que si el bebé está cerca de su madre, su sueño es más profundo, más tranquilo, favorece la lactancia materna y, por tanto, estará mejor alimentado, además de mejorar el vínculo familiar”, explica la matrona Magdaleno.
Sin embargo, este no es el único truco para que los bebés descansen bien. A sabiendas de que las rutinas son el mejor antídoto para el insomnio infantil y que los bebés no tienen los mecanismos necesarios para establecerlas, la matrona y asesora de Chicco expone algunos trucos para conseguir que no llore tanto por la noche:
  • Evitar que duerma boca abajo (la postura correcta es boca arriba, para evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante)
  • Evitar el exceso de ruido o luz mientras duerme
  • Ventilar todos los días el dormitorio para evitar el exceso de polvo
  • No utilizar almohadas ni cojines en su cuenta
  • No abrigar demasiado al bebé por la noche
  • Evitar cualquier objeto dentro de su cuna (incluidos peluches)

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

tracking