Ser Padres

La mejor forma de vestir al bebé

La falta de maña inicial se puede suplir con paciencia y ternura. Es importante que sea un momento agradable, por eso interesa cambiarle en un rincón cálido, lejos de corrientes de aire y lo suficientemente alto para que no se resienta nuestra espalda.

Etiquetas:

Al principio no sabemos por dónde empezar. El recién nacido nos parece tan delicado, que nos da miedo hacerle daño, “no se le vaya a quedar enganchado un dedito en la manga...”. Por eso, es esencial que:
tracking