Ser Padres

Grietas en el pecho durante la lactancia, ¿cómo se curan?

Es muy frecuente que aparezcan grietas en el pecho durante la lactancia materna. La mayoría de las veces, estas dolorosas heridas se producen porque el bebé mama en una posición incorrecta.

A veces, esta posición inadecuada del niño al tomar el pecho se debe a alguna anomalía en la boca del pequeño, como un frenillo lingual tan corto que no le permite hacer presión con la lengua o un frenillo del labio que le impide doblarlo hacia fuera al mamar. En estos raros casos, es preciso que el cirujano haga un corte en ese frenillo.
Nuestro experto Carlos González, pediatra especializado en alimentación y lactancia materna, nos enseña la mejor manera de tratarlas.

Mal aprendizaje

Es mucho más frecuente que la mala posición se deba a un mal aprendizaje: el bebé ha recibido chupetes y biberones en los primeros días y se ha acostumbrado a colocar la lengua de otra manera; o ha estado separado de la madre en las primeras horas, y eso ha interferido en su instinto de succión. Este niño abre poco la boca, apretando solo en la punta del pezón.

Demasiada higiene

Otros factores que favorecen la aparición de grietas son las pomadas y cremas, que pueden producir alergia, o lavar el pezón en exceso. Es un error limpiarlo antes y después de cada toma; basta con la ducha diaria habitual.

Cómo curar las grietas

Dr. Carlos González, pediatra experto en lactancia materna y alimentación del bebé.
tracking