Un año

El calzado adecuado

No es necesario poner zapatos al niño hasta que empieza a caminar y esto suele suceder entre los 10 y los 18 meses. A partir de ahí, un buen calzado es básico para que los pies se desarrollen bien.

También te puede interesar: Elegir bien los zapatos del niño
El calzado adecuado

Durante los primeros meses del bebé, bastará con ponerle en los pies unos calcetines, patucos o botitas blandas, suaves y transpirables que no limiten sus movimientos. Si hace calor, podemos incluso dejarle los pies al aire (a no ser que gatee o intente ponerse de pie). Ahora bien, cuando empiece a caminar, habrá llegado el momento de elegirle el calzado adecuado. Estas son las pautas para escoger bien:

  • Como los huesos aún son blanditos, la horma debe ser recta; es decir, si la miramos desde abajo no distinguiremos qué zapato es el derecho y cuál es el izquierdo. Una horma demasiado inclinada, como la que usamos los adultos, puede deformar sus dedos.
  • La puntera del calzado ha de ser redonda y cerrada. Los dedos deben tener espacio suficiente para moverse.
  • Si se abrocha sobre el empeine o la lengüeta, mejor. Así, el pie estará sujeto pero tendrá movilidad suficiente.
  • Es preferible que el forro no tenga costuras para que no le hagan heridas.
  • El contrafuerte en la parte de atrás debe tener sujeción, sin ser demasiado rígido. Llegará justo por encima del talón, no más arriba, para que el tobillo se pueda flexionar.
  • Se recomienda que la suela del calzado tenga un dibujo multidireccional para que no se deslice fácilmente.
  • La piel es el mejor material porque es flexible y permite la transpiración. El plástico está desaconsejado.
  • El material de la suela ha de ser ligero y flexible y su grosor debe oscilar entre 3 y 5 mm.
  • Puede usar botas, zapatos o deportivas, pero dejemos para más adelante los mocasines o las chancletas porque no sujetan bien el pie.

Tres consejos para elegir correctamente

Algunos padres usan un truco: dibujan una plantilla del contorno del pie en un folio o cartón dejando 1 centímetro de distancia entre el pie y la silueta. Esta plantilla les sirve para saber cuál es la talla verdadera del niño, aunque algunos podólogos y fabricantes de calzado la desaconsejan porque advierten que no es del todo fiable. Además, para elegir el zapato perfecto para el bebé:

  1. El mejor momento para probarle zapatos al niño es al final del día, cuando los pies están más hinchados. A la hora de probárselos le pondremos de pie, de manera que cargue su peso sobre los dos pies.
  2. No conviene comprar un zapato de un número mayor con la idea de que le valga durante más tiempo. Si se le sale o se desliza el talón, hay que probarle otra talla.
  3. Debemos probarle el zapato con los calcetines puestos y vigilar que haya un espacio de 0,5 a 1,5 centímetros entre su dedo más largo y el calzado. Después, presionamos en la punta por la parte superior para ver si los dedos la rozan (si es así, significa que el calzado es demasiado pequeño.

Etiquetas: bebé, bebé 10 meses, bebé 11 meses, bebé 12 meses, niños, zapatos para niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS