Aquí están todos los pasos que debes seguir para elegir la mejor guardería

Una vez acabado el permiso de paternidad y maternidad, ¿qué hacemos con el bebé? El plazo para elegir la escuela infantil de los pequeños está a punto de comenzar y seguro que son muchas familias las que tienen dudas. A continuación, las resolvemos todas.

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en España hay más de dos millones de niños de entre 0 y 4 años. Aunque todos soñamos con una conciliación familiar real, lo cierto es que en la actualidad lo máximo que hemos conseguido son dieciséis semanas por permiso de paternidad y 16 por maternidad (prorrateables gracias a la conocida excedencia).

Sin embargo, pasado este periodo, la mayoría se ve obligada a buscar una guardería o escuela infantil en la que dejar a sus hijos durante la jornada laboral y este hecho puede causar cierta ansiedad y estrés por diferentes razones. En primer lugar, será la primera vez que dejen a sus hijos al cargo de otra persona que no son ellos mismos y, por eso, necesitan asegurarse bien antes de decantarse por una u otra. Además, consideran primordial encontrar el sitio adecuado para suplir sus necesidades nutritivas y alimentarias de la mejor manera posible. Para elegir la guardería adecuada, podéis leer todos los consejos que encontraréis en este artículo.

Además de estas cuestiones, son muchos los que se encuentran perdidos una vez que deciden que mandarán al pequeño a una guardería: no conocen todos los trámites que hay que hacer ni por dónde deben empezar.

Búsqueda de la guardería

Aunque a priori pueda parecer algo obvio, es necesario hacer una exhaustiva búsqueda del centro más óptimo atendiendo a nuestras necesidades: que esté cerca del trabajo, cerca de casa o cerca de un hogar familiar (aquí dependerá de los padres). Pero, tranquilos, no tendréis que salir a patear el barrio porque existen buscadores de la administración que hacen el trabajo por vosotros de manera online. Se puede buscar por código postal o por distritos en comunidades como Andalucía, Madrid o Galicia.

Otro de los puntos que los progenitores deben tener en cuenta antes de elegir, es que el centro ofrezca las ventajas que necesitan en cuanto a horarios y días lectivos. Aunque el horario puede ser ampliado, suele estar comprendido entre las 9 y las 4 de la tarde; eso sí, en las públicas no se suele dar la opción de que el pequeño vaya menos tiempo del establecido.

Caso igual son los días lectivos: suelen cerrar los festivos nacionales pero sí existen aquellas que permiten llevar al pequeño en alguno de ellos.

Visita al centro

El paso anterior será, sin duda, el más laborioso pero, de lejos es el único. Una vez elegida la escuela infantil, será el momento de ir a visitarla. Son muchas las que ofrecen a los padres la posibilidad de conocerlas, bien a través de una cita privada o acudiendo a las jornadas de puertas abiertas. De este modo, se conocerá el lugar en el que estarán los pequeños, los profesores que estarán a su cargo y se podrán resolver las dudas de manera directa.

Inscripción

Los plazos de inscripción a las guarderías suelen abrirse entre febrero y marzo, aunque según qué comunidad autónoma puede ser antes o después de esa fecha.

Admisión

El proceso de inscripción no garantiza la plaza en ninguna guardería, ya que el proceso de selección lo llevará a cabo el propio centro centrándose en algunos aspectos entre los que destacan:

  • La situación laboral de los padres
  • La economía familiar
  • La situación familiar
  • La proximidad al hogar o al lugar de trabajo del centro

El máximo de puntos lo tendría una familia cuyos progenitores trabajasen a jornada completa, con otros hijos matriculados en ese centro y que el mismo esté próximo al domicilio familiar.

Hasta aquí, todo parece sencillo y claro pero, ¿qué ocurre con los costes? En España, el precio medio de las guarderías privadas es de 540 euros, según un estudio llevado a cabo por la Federación de Usuarios Consumidores Independientes y con respecto a las públicas, son muchas las comunidades que se están sumando a la iniciativa de hacerlas totalmente gratuitas. Es el caso de Madrid o Galicia (en la que esta medida se implantará a partir del curso que viene).

En primer lugar, algunas comunidades están concediendo becas para hacer frente a este gasto (la cantidad ronda los 100 o 200 euros). Es el caso, por ejemplo, de Madrid: aquí el Ayuntamiento dio a conocer hace unos meses esta ayuda, dirigida a niños que se hubieran quedado sin plaza en una escuela infantil pública.

Esto no es lamento para las familias que vivan fuera de esta comunidad, porque también existen las recién aprobadas ayudas estatales para madres trabajadoras con hijos en la guardería: se trata de una deducción de hasta 1000 euros por niños de hasta 3 años de edad. Para disfrutar de esta ayuda es necesario que las madres realicen una actividad por cuenta ajena o propia y que estén dadas de alta en la Seguridad Social o alguna mutua.

Para acceder a ella, bastará con rellenar la casilla correspondiente en la Declaración de la Renta y que el centro en el que el niño esté escolarizado presente el modelo 233. Una vez hecho esto, la propia Agencia Tributaria se encargará de comprobar que los datos coinciden. Este último es el primer paso y, aunque para 2020 el plazo ya se ha cerrado (acabó el 31 de enero), se puede tener en cuenta para el próximo curso.

Por último, existen muchas empresas con retribución flexible que ofrece a sus trabajadores con hijos de hasta tres años el conocido ‘Cheque Guardería’, para realizar el pago del centro.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo