Baby Signing: qué es, beneficios y cómo empezar a usarlo con tu bebé

Reducir las rabietas y la frustración, o reforzar el vínculo con nuestro hijo/a, son algunos de los beneficios que nos ofrece el Baby Signing o Baby Sign.

¿Te has dado cuenta de que todos hacemos gestos o signos con nuestras manos? Es parte de la comunicación no hablada, que realizamos de una forma automática. Es habitual acompañar la palabra “silencio” llevándonos el dedo a los labios, preguntar la hora señalándonos la muñeca o acompañar la palabra “adiós” moviendo nuestra mano. ¿Has observado que a tu bebé le ocurre lo mismo? Antes de que pueda hablar ya te está echando los bracitos para que lo cojas o señalando con su mano aquello que quiere coger. Incluso casi sin darnos cuenta les hacemos gestos al hablarles, les enseñamos a “tirar besitos”, a “hacer los lobitos” o dar palmadas.

Baby Signing
Foto: Istock

En la década de los años 80 el Dr. Joseph García realizó su tesis doctoral intentando dar respuesta a las preguntas: “¿Cómo es posible que los bebes nacidos en familias no oyentes se comuniquen de forma efectiva a los 9 meses mientras que el resto de bebés a esa edad no puede?” y “¿Podríamos obtener los mismos beneficios en bebés oyentes?” Practicando con sus propios hijos escribió el libro Signa con tu bebé, todo un best seller en el mundo del Baby Signing.

Por otra parte, las doctoras Linda Acredolo y Susan Goodwyn se dieron cuenta de que los bebés usaban gestos para comunicarse cuando aún no podían hablar. Tras varias investigaciones escribieron el libro Cómo hablar con tu bebé antes de que pueda hablar.

¿Sabes qué es el Baby Signing?

El Baby Signing es una herramienta de comunicación. Básicamente consiste en acompañar nuestras palabras con los gestos o signos que significan lo mismo que le estamos diciendo en lenguaje de signos.  Si por ejemplo vamos a bañar al bebé además de decirle “Ahora toca el baño”, vamos a acompañar nuestras palabras con los signos para la palabra “baño” haciéndolos con nuestras manos. Poco a poco el bebé acabará repitiendo los signos con sus manos y además los relacionará con el significado correspondiente.

Actualmente es muy frecuente que los padres hablen a sus bebés en otro idioma además del idioma que hablan habitualmente. A estas edades los niños son auténticas esponjas y se beneficiarán enormemente de estimularles todo lo que podamos. Usando la técnica de Baby Signing aprenden también dos idiomas, el hablado y el de signos.

Principales beneficios del Baby Signing

Principales beneficios del Baby Signing
Foto: Istock

Es típico que los padres piensen que si su bebé aprende lenguaje de signos se retrasará la adquisición del lenguaje hablado. Sin embargo, esto no es así. Se ha demostrado en varias investigaciones que los bebés que aprenden a signar también aprenden a hablar antes y su vocabulario es más amplio. También favorece el bilingüismo, ya que podemos acompañar los gestos o signos con la palabra dicha en varios idiomas.

Además, se ha visto que los bebés que signan mejoran su motricidad fina y su desarrollo cognitivo. Los bebés que signan se frustran menos y tienen menos episodios de gritos y rabietas ya que son capaces de transmitir sus necesidades a sus padres de una forma eficaz. Por último, les enseña a respetar y valorar a aquellas personas que no pueden comunicarse mediante el lenguaje hablado.

¿Cuándo puedo empezar?

Se recomienda que los bebés cumplan varios requisitos antes de empezar. Deben ser capaces de quedarse sentados solitos, ya que esto liberará sus manos que son las herramientas para signar. Deben tener interés en comunicarse y también haber empezado a señalar aquello que le interese.

Habitualmente los bebés son capaces de cumplir estos requisitos entre los seis y nueve meses, aunque se podría empezar después. Es importante que empecemos poco a poco, incluyendo los signos de tres o cuatro palabras habituales en sus rutinas diarias y sólo en el contexto adecuado para que nuestro bebé “no se líe”. Es decir, sólo haremos el signo del “baño” cuando lo bañemos o el signo de “abuela” cuando estemos con ella.

¿Cómo puedo formarme en Baby Signing para empezar a practicarlo con mi bebé?

Cada vez existe más oferta formativa en esta temática. En Internet y redes sociales encontraréis libros, material y cursos on line que os ayudarán a convertiros en maestros para vuestros bebés. En cuanto a libros, además de los mencionados Signa con tu bebé y Como hablar con tu bebé antes de que pueda hablar, tenemos The Baby signing Bible de Laura Berg.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo