Bebé a los 10 meses

Bebé de 10 meses: guía de consejos para cuidar a tu bebé

Al cumplir los 10 meses el bebé va adquiriendo cada vez más independencia. ¿Quieres conocer cómo? Una pista: tapa los enchufes y protege las esquinas de tu casa.

Un bebé de 10 meses ha alcanzado una fase de desarrollo que se nota especialmente por su capacidad motriz y emocional. En esta fase es habitual que el pequeño ya gateé (aunque muchos bebés no lo hacen) y sea capaz de pronunciar algunas palabras.

A continuación te mostramos algunas claves relacionadas con sus hábitos alimenticios, la autonomía o la capacidad de comunicación de un bebé con 10 meses de vida.

Los hábitos del bebé de 10 meses

Con esta edad, cuando ya se va acercando su primer cumpleaños, los bebés sonríen con mucha frecuencia y buscarán mucho la compañía de sus padres. Más allá de esto, es importante seguir atento al desarrollo en todas sus facetas.

La alimentación


Los dientes comienzan a aparecer desde los seis meses de vida. A priori esto significa que un bebé de diez meses ya contará con algunos dientes delanteros y podrá ingerir alimentos sólidos.

La fruta suele ser el primer alimento sólido que se introduce a los niños. Cuando el pequeño se inicie con nuevos alimentos, hay que hacerlo con solo uno nuevo a la vez y espaciando esta práctica por un periodo de varios días, para confirmar que no desarrolla ninguna alergia. Con esta edad ya podrá comer con cuchara sosteniéndola él mismo.

El descanso


A partir de los nueve meses, quizás un poco antes, los bebés pueden despertarse durante la noche varias veces. Este fenómeno se repite al ir cumpliendo más semanas de vida y se puede volver problemático cuando se acerca el año. En ese momento, por su entusiasmo y ritmo frenético, se resistirá para irse a la cama.

El número de horas de sueño más habitual en esta fase del desarrollo del bebé oscila entre las 12 y las 15 horas divididas en periodos de 11 a 12 horas por la noche y dos siestas durante el día de 1 a 2 horas cada una.

El juego


El juego es muy importante para la salud de los bebés, tanto física como sensorial y mental. Con 10 meses, aunque la capacidad de interactuar con otros niños está presente, todavía no juega con ellos pero sí al lado de ellos, en lo que se conoce como “juego paralelo”.

Con esta edad, el bebé gatea constantemente y quiere descubrir todo lo que le rodea, investigando y experimentando con nuevas sensaciones. Se trata de un momento en el que como padres debemos prestar mucha atención a los pequeños.

Aunque la capacidad de interactuar con otros niños está presente, todavía no juega con ellos pero sí al lado de ellos.

Así va ganando movilidad

Cada niño sigue su propio ritmo de desarrollo en cuanto a movilidad, pero lo normal es que con diez meses ya gateé con manos y rodillas, e incluso pueda ponerse de pie si se agarra a muebles u otros objetos.

La motricidad fina también mejora, de modo que los bebés a esta edad ya pueden sostener en sus manos cubiertos y agarrar objetos pequeños, así como aprender a hacer caricias.

Así se comunica el bebé de 10 meses

En esta etapa, el bebé atiende a algunas órdenes, especialmente de prohibición, puede entender cuando los padres están reprochando su comportamiento y expresan sus sentimientos con más facilidad. Posiblemente, ya sepa cuál es su nombre, reconoce los nombres de otros familiares y podría ir aprendiendo palabras sencillas.

Con diez meses de vida, es importante potenciar el desarrollo del bebé para observar sus avances, pero conviene no dejar de lado la observación continua. La curiosidad y la exploración son dos actitudes muy comunes con esta edad, por lo que la salud del bebé depende en gran medida de estos cuidados.

También te puede interesar:
Vídeo de la semana

Continúa leyendo