Patrocinado

Casi casi camino: ¿cuándo debe usar sus primeros zapatos?

Los niños y sus descubrimientos en sus primeros meses nos enamoran. Especialmente cuando comienzan a dar los primeros pasos, con la ternura que nos provocan su des-coordinación y torpeza, propios al empezar a envalentonarse en un mundo nuevo donde, pasito a pasito, se adentran en nuevas aventuras.

primigi interior

Los piececitos de los peques desde el momento del nacimiento, cuando son muy suaves porque están formados en gran parte por cartílagos, hasta sus primeros pasos, crecen día a día junto con su autonomía.

El desarrollo motriz del niño se completa entre los 10 y 24 meses, cuando empiezan a gatear y desplazarse rápidamente por el suelo y culminan con la conquista de los primeros pasos: en esa fase emocionante que aprende a caminar, sin prisa, pero con gran determinación.

También te puede interesar:

¿Cuándo debe usar sus primeros zapatos?

Cuando el niño comienza a dar los primeros pasos. En los meses que anteceden a esta importante fase del desarrollo, el pie del niño necesita crecer y moverse lo más libremente posible.

Encerrar un pequeño pie en zapatos rígidos, con contrafuertes altos y duros significa:

  • Bloquear los movimientos de los dedos y de los tobillos
  • Anular la sensibilidad del pie, que en el momento del nacimiento es incluso más sensible que la mano
  • Exponer al pequeño a sufrir pequeñas lesiones cutáneas, golpeando con el talón o con la punta del zapato las piernitas en movimiento constante

zapato primigi

Desde el momento en el cual el pequeño empieza a conquistar la posición erguida y a dar los primeros pasos, es necesario sostenerlo con zapatos adecuados para su edad.

Estos zapatos deben responder a los requisitos específicos de los pequeños:

  • El mejor material sigue siendo el cuero, por su flexibilidad, su porosidad y su capacidad de transpiración.
  • La suela debe ser suave y flexible. 
  • La punta no debe ser estrecha para no impedir el movimiento de los dedos .
  • La parte posterior debe tener un contrafuerte sólido, que pueda ayudar al niño a mantener la posición erguida, pero sin obstaculizar el movimiento del tobillo.
foto primigi

Durante los primeros años es sumamente importante controlar frecuentemente la longitud del zapato, dado que muchas veces el pie crece rápidamente y sin un parámetro constante.

Por lo general, se aconseja comprar zapatos de un centímetro, centímetro y medio, más largo que el pie. Y no hay que olvidar que también conviene medir ambos zapatos porque durante la fase de crecimiento no es raro que existan diferencias entre un pie y el otro.

Para los primeros pasos del peque es fundamental elegir la calidad, por ello los calzados Primer Paso Primigi son ideales, ya que cumplen todas las expectativas sin tener que hacer ninguna renuncia. 

Desde 1976 Primigi protege y acompaña a los niños en su extraordinaria aventura: ¡crecer! Si queréis más información y ver los estupendos modelos de esta marca, visitad su página web en este enlace.


CONTINÚA LEYENDO