Dejar de llorar

¿Cómo conseguir que tu bebé deje de llorar? Esta canción asegura que parará el llanto

Los bebés lloran, algunos muchos y otros menos, pero con esta canción se calmarán casi de inmediato (o eso dicen los investigadores).

bebe riendo

Los bebés, en general, son niños risueños que nos llenan de alegría y amor… salvo cuando lloran desconsolados y, ahí, los padres empiezan a frustrarse ¿qué es lo que le pasará? ¿Por qué no para? ¿Hay algo que le duela? Hay muchas razones por las que un bebé puede llorar y no es solo para comprobar su capacidad pulmonar: sueño, hambre, cansancio, un pañal sucio, sobreestimulación, dolor de tripita, estreñimiento

Cuando sabemos qué hacer para calmarlo nos apresuramos a solucionar el problema ¿tiene hambre? Le damos de comer, ¿pañal sucio? Lo cambiamos, pero ¿qué pasa cuando simplemente se siente frustrado o tristón o aburrido? Ahora, dicen los expertos, tenemos la solución en la canción The Happy Song.

¿Cómo se creó esta canción?

Los autores de esta canción trabajaron con psicólogos de reconocimiento mundial para aprender qué sonidos hacen más felices a los niños y cuáles les hacen reír más. 

BETC London creó y diseñó The Happy Song, para el Cow & Gate Baby Club, mediante el estudio de los sonidos que hacían más felices a bebés entre los 6 y los 24 meses de edad.

Los resultados de este análisis concluyeron que, en lo relacionado al ritmo, los niños disfrutan más con los patrones de ritmo más marcados, como los que encontramos en partituras clásicas como Mozart, porque son capaces de seguir el pulso de la canción, y eso los pone contentos.

Además descubrieron que los niños disfrutan enormemente con los patrones y las repeticiones ya que, al tener una memoria aún corta, el tono repetitivo los anima y no aburre, lo contrario que nos pasa a los adultos.

Al mismo tiempo, los elementos sorpresivos son algo a lo que también reaccionan positivamente, es decir, una pausa, un cambio en el tempo o un efecto sonoro imprevisto, capta la atención de los pequeños y los anima a seguir escuchando.

La investigación concluyó, gracias a la implicación y ayuda de más de mil padres del Reino Unido, que los sonidos favoritos de los pequeños son:

  • Los estornudos
  • “Boo” (leído en español “bu”)
  • Los sonidos de besos
  • Los sonidos de animales como el “cuack” de los patos
  • Las pedorretas

Con toda esta información elaboraron The Happy Song, una canción para la que contaron con la participación de Imogen Heap, música ganadora de un Grammy, de los psicólogos musicales infantiles Caspar Addyman y Lauren Stewart, junto con la consultora musical Felt Music.

Este esfuerzo se hizo por parte de la compañía para conseguir promover la felicidad de los niños mediante la música.

¿Queréis escucharla con vuestro peque?

Continúa leyendo...

COMENTARIOS