Bebés - estimulación

Padres e hijos: compartiendo el juego

Los juguetes son esenciales para el desarrollo intelectual y afectivo de los niños desde que nacen, pero todos necesitan una pila mágica para funcionar a pleno rendimiento: que papá y mamá se impliquen en el juego.

Padres e hijos: compartiendo el juego

Los juguetes de los bebés están diseñados para estimular su curiosidad, su motricidad fina, su oído, el desarrollo del lenguaje… Colores, sonidos, espejos, piezas de diferentes formas, tamaños y texturas, botones que hacen que suceden cosas nuevas, o luces que se proyectan en la pared conforman un mundo de sensaciones que impulsa a nuestros bebés –y a los niños mayores- a ir más allá, a aprender algo nuevo.

Pero lo que más hace crecer a un bebé, sin duda, es jugar con papá y mamá. Compartir con nosotros la experiencia del juego, sentirse acompañados y seguros mientras descubren lo que les rodea, recibir nuestra aprobación y nuestras expresiones de sorpresa y alegría cuando les animamos en cada pequeño logro, encontrar nuestro abrazo cuando se frustran y, sencillamente, divertirse con nosotros.

Mamá, papá: ¡tenéis superpoderes!

Nuestro amor es el principal estímulo de nuestros hijos y cuando jugamos con ellos, nuestra voz, nuestra risa, nuestro tacto, la manera de sujetarles o hacerles cosquillas, los gestos y expresiones de sorpresa, la manera que tenemos de llamar su atención sobre algo, la forma en que nos concentramos en ellos y desaparece todo lo que no esté implicado en ese instante compartido hacen que nuestros pequeños ganen confianza, aprendan cosas nuevas y se fortalezca el vínculo que nos une.

¿Sabes cómo potenciar tus superpoderes de padre o madre?

Toma nota de estos consejos:

  • Habla siempre a tu hijo pronunciando bien y utilizando palabras completas. Cuéntale lo que ve, lo que oye o lo que hace.
  • Las sonrisas y la expresividad son fundamentales. Asombro, alegría, ánimo… Que tu cara, tus movimientos y tu expresión corporal expresen lo mismo que tu voz.
  • Ponte a su nivel. Si tu hijo aún no camina, tírate en el suelo con él para jugar. Verás cómo cambia tu forma de ver lo que te rodea.
  • Anímale a actuar: deja que toque todos los objetos que sean seguros, que chupe sus juguetes, pon ligeramente lejos de su alcance algo que le llame la atención para que intente cogerlo, tapa con una tela su juguete y destápalo… Las posibilidades son ilimitadas, y las vais a ir descubriendo juntos.
  • Respeta sus ritmos. Los niños pequeños no pueden mantener la atención en algo mucho tiempo seguido. Si ves que se aburre de un juego o que está cansado o irritable, déjalo para otro momento.
  • Descúbrele las nuevas posibilidades de sus juguetes, y deja también que él descubra por sí mismo lo que dan de sí y que experimente. Hay momentos para todo.

 

Etiquetas: estimulación bebés, jugar

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS