En bici

Tipos de sillas para llevar al bebé en bicicleta

Si te gusta desplazarte en bici por tu ciudad, no tienes por qué dejar de hacerlo cuando te mueves con tu bebé. A partir de los ocho meses y hasta que pese 22 kilos puedes llevarlo a bordo sin problemas.

También te puede interesar: Cómo llevar al bebé en bici
Sillitas para llevar al bebé en la bici

Las sillitas para llevar al bebé en la bici se pueden adquirir en tiendas de puericultura, deporte y en grandes almacenes. Todas tienen un arnés que el pequeño deberá llevar atado en todo momento y un reposapiés con protección lateral que también lleva una correa para atar el pie. Con esto, se evita que los pantalones, zapatos o cordones del niño se enganchen a los radios. 

Existen tres tipos de sillas y no todas se pueden acoplar a todas las bicicletas. Antes de comprarla, asegúrate de que tu bici tiene los elementos necesarios para acarrear ese modelo.

  • En el manillar. En nuestro país no se ven demasiado, pero otros países europeos la utilizan mucho cuando el niño es muy pequeño (cuando empieza a pesar más, se hace más difícil controlar el manillar). Ventajas: el adulto puede controlar al bebé en todo momento, y el tiene mucho mayor campo de visión, por lo que va tan contento sin perderse detalle.
  • En la barra central. No es el lugar más común, pero los fabricantes de este tipo de silla aseguran que son las más estables. ¿La razón? En el centro de la bici se encuentra el centro de gravedad, por lo que es más difícil que la bici se desequilibre por el peso.
  • En la parte trasera. Son las más comunes y a veces requieren que la bici lleve un trasportín al que acoplarla (se puede instalar en la mayoría). Pesan más, son más voluminosas que las otras dos y su respaldo es bastante más alto, lo que la hace más cómoda para el niño, que se puede recostar e incluso dormir durante el trayecto.

En cualquier caso, si no estás acostumbrado a andar en bici, es mejor que no la uses con tu bebé. Para empezar a habituarte, coloca un objeto de peso similar al niño en la silla y date una vuelta para ver qué tal te adaptas.

 

Otros accesorios

El casco: con respecto su uso en los trayectos urbanos, en España existe diferente normativa en función de la cuidad. Eso sí, se recomienda que el niño lo lleve siempre. Ha de ser compacto, resistente, con aberturas de ventilación y ligero para que no le pese demasiado. Tiene un arnés que debe estar atado en todo momento.

El remolque o jogger bike es una buena opción para llevar a más de un niño, que van sentados o tumbados cómodamente. Son unos carritos cubiertos por lonas transpirables e impermeables que se enganchan en la bici. Se pueden usar desde recién nacido y también para correr con el bebé.

 

Etiquetas: bebé, ejercicio físico, ejercicios estimulación, estimulación, montar en bicicleta, niños y naturaleza

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS