Patrocinado

¿Nacen más bebés con alergias? ¿Pueden evitarse?

Moqueo nasal, picor de ojos, sarpullidos en la piel….. Las alergias están aumentando. ¿Pero qué es una alergia? La alergia es una hipersensibilidad del sistema inmunitario. Esto sucede cuando dicho sistema reacciona de forma excesiva frente a sustancias normalmente inofensivas, como determinados alimentos, el polen o el polvo, y puede ser un indicio de que el sistema inmunitario está desequilibrado.

Se originan por diversas causas, por determinados alimentos, el polvo o el polen, entre otras, y se manifiestan de muy diferentes maneras, con picor de ojos, sarpullidos o moqueo nasal, entre otros síntomas, pero todas ellas afectan a la calidad de vida de las personas que las sufren.

Hablamos de las alergias, de esas hipersensibilidades del sistema inmunitario que tiene el 40% de la población mundial. Una cifra que va en aumento tanto en los adultos como en los niños, también en los bebés. Cuando un progenitor padece alergia, la posibilidad de que su bebé se vea afectado es del 20 al 40%; si ambos están afectados, entonces aumentará del 40 al 60%.

De ahí que uno de los mejores caminos para garantizar que nuestro bebé tenga una flora intestinal equilibrada y un normal desarrollo de su sistema inmunitario sea la lactancia materna, por su composición única en proteínas, oligosacáridos prebióticos y bacterias beneficiosas como los probióticos, entre otros.

En el caso de que la lactancia materna no fuera posible, nuestro médico podría considerar la opción de recomendarnos una leche de fórmula con prebióticos y probióticos con los que asegurar una microbiota o flora intestinal saludable. Y es que de ésta depende en gran medida que nuestro bebé tenga un sistema inmunitario sano, ya que entre el 70 y el 80% de nuestras células inmunitarias residen en el intestino.

Según las directrices de la Organización Mundial de la Alergia, los bebés en riesgo de desarrollar una alergia que no se alimentan exclusivamente de leche materna también deberían recibir suplementos prebióticos como ayuda para prevenir las alergias.

¿Qué es la alergia y cómo se desarrolla?

La alergia aparece cuando el sistema inmunitario reacciona de forma excesiva frente a sustancias normalmente inofensivas, como pueden ser determinados alimentos, el polen o el polvo, y puede ser un indicio de que el sistema inmunitario está desequilibrado.

Se piensa que el aumento del número de personas afectadas por las alergias puede deberse a la incapacidad del sistema inmunitario para adaptarse a los rápidos cambios del mundo actual, como los antibióticos o el número creciente de partos por cesárea. Estos factores ambientales, unidos a los factores genéticos, pueden alterar la maduración del sistema inmunitario

Por el contrario, niveles menores de bacterias beneficiosas (ej.: bifidobacterias) pueden perjudicar el desarrollo de una respuesta inmunitaria adecuada, la cual puede afectar la capacidad de reconocer sustancias dañinas o inofensivas.

Más información sobre las alergias en los bebés, los factores de riesgo y los consejos para ayudar a entrenar el sistema inmunitario aquí

CONTINÚA LEYENDO