Bebés, lactancia y sueño

La alimentación y el sueño del bebé

Consejos sobre cómo la alimentación de nuestro bebé puede ayudarle a dormir mejor

bibe.bebé

La alimentación y el sueño del bebé suelen ser nuestras principales preocupaciones como padres y más en sus primeros meses de vida. A veces, nos centramos en intentar que coma “bastante” y descanse bien, sin prestar demasiada atención a la forma en que el bebé se está alimentando, sobre todo si se alimenta con biberón.

Los bebés recién nacidos tienen aún el estómago inmaduro, pero incluso con un sistema digestivo totalmente desarrollado -al igual que nos pasa a los adultos- cuanto mejor haga la digestión, mejor y más placentero será su descanso. Si alguna vez habéis intentado ir a la cama con acidez o dolor de estómago, podréis haceros una idea de cómo el bebé se siente con reflujo y gases a la hora de conciliar el sueño. 

En la digestión del bebé no sólo influye el tipo de alimento –en este caso, el tipo de leche- sino también la ingesta de aire. Si traga aire durante las tomas, es más probable que sufra de gases, regurgitaciones y los temidos cólicos. Minimizar la ingesta de aire durante la alimentación y ayudarles a liberarlo, favorecerá que el bebé se sienta más cómodo y concilie el sueño mejor y durante más tiempo.

¿Cómo podemos minimizar la ingesta de aire durante la alimentación?

Con la lactancia materna es recomendable usar una almohada o cojín que favorezca la alimentación en ángulo de forma que el bebé este colocado en posición vertical o semi vertical. Esto evita el engullido que ocurre cuando el líquido baja por la garganta en posición supina.

Si notas que tu bebé succiona grandes tragos de leche, una opción para reducir la velocidad del flujo sería recostarse sobre una almohada y colocar al bebé sobre ti, vientre con vientre. La gravedad ayudará a ralentizar el flujo y le dará al bebé un poco más de control sobre la succión.

En la alimentación con biberón también es importante la posición en ángulo para una ingesta adecuada. Además, es muy recomendable inclinar el biberón para que la tetina esté siempre llena durante la toma, de esta forma lo que succiona el bebé es leche y no exceso de aire acumulado en la misma.

El tipo de biberón usado puede ser una de las principales causas de la entrada de aire en la barriga del bebé. Utilizar un biberón con sistema de ventilación es importante para evitar la ingesta de aire. Sin embargo, no todos los biberones “anticólicos” son iguales. La mayoría tienen un sistema de ventilación parcial y lo recomendable es un biberón con sistema de ventilación completa que reduzca al máximo el flujo de aire dentro del biberón.  

En este sentido la pediatra y reconocida especialista en el sueño del bebé, la Dra. Kempton, recomienda los biberones Dr. Brown’s por tener un sistema completo de ventilación comprobado clínicamente* para reducir cólicos.

Según su experiencia, se nota gran diferencia en los síntomas de un bebé con cólicos al utilizar los biberones Dr. Brown’s.

¿Cómo podemos ayudar a nuestros bebés a expulsar los gases?

bebe.bibe

Si notas que tu bebé se lleva las piernas a la barriga o generalmente está inquieto después de la toma, eso puede ser una señal de que está lidiando con un poco de gases acumulados en su barriguita. Algunos consejos para aliviarle son:

  • Reducir la velocidad de la toma y tomarse el tiempo necesario para hacer eructar al bebé. Las pausas adicionales le dan al bebé la capacidad de digerir mejor la leche durante la alimentación, en lugar de llenar su estómago demasiado rápido.
  • Prueba el método de la bicicleta para ayudar al bebé a liberar los gases. Simplemente acuéstalo, agarra sus pies e imita el movimiento de andar en bicicleta. Cantar una canción, hacer caras tontas y hablarle ayudará a hacer el momento más divertido y llevadero para el bebé. Posteriormente sujeta ambos pies, levántalos ligeramente y gira suavemente las caderas para ayudar a expulsar los gases.
  • Darle al bebé un masaje abdominal es otra forma de ayudar a que el aire acumulado pueda salir. Hay varias técnicas de masaje que puedes utilizar. Coloca suavemente la mano sobre su barriga y frótala en el sentido de las agujas del reloj para ayudar a que el aire pase a través de su cuerpo. Otra técnica consiste en colocar las yemas de los dedos sobre su abdomen y hacer movimientos hacia la derecha, masajeando en pequeños círculos.

 Mantener  el estómago lleno de leche en lugar de aire ayuda mucho a que los bebés puedan conciliar el sueño y dormir bien.

 Estudio que examina el efecto de los biberones Dr. Brown’s en el cólico infantil.

CONTINÚA LEYENDO