Alimentación del bebé

Mi bebé se atraganta con los sólidos

La madre de un niño de seis meses nos escribe porque su hijo se atraganta con los primeros sólidos. Le responde el doctor Carlos González.

Atragantarse sólidos

Todos los niños se atragantan cuando empiezan a comer trozos; el que no lo hace a los seis u ocho meses, se atraganta a los dos o tres años, con la diferencia de que con meses no se asustan mientras que a los dos  o tres años muchos niños sí que se asustan y no quieren ni intentar comer sólidos.

Los niños a los que dan purés se atragantan también porque es la madre quien le mete la cuchara en la boca, y eso no es agradable. Cuando el bebé elige el momento en que se mete las cosas en la boca, y las mueve con la lengua como él quiere, se atraganta menos.

Ahogarse es algo muy distinto, es no poder respirar (o en los casos más leves, tener un largo ataque de tos porque algo se ha metido hacia el pulmón). Normalmente este accidente ocurre con alimentos duros, como los frutos secos (cacahuetes, pipas, kikos, avellanas, etc.), cosas que ningún niño ha de comer hasta los tres años o más.

A veces el niño, al tomar los primeros sólidos vomita porque algo se queda «atascado» en la garganta y le da náuseas. No pasa nada. Es el reflejo que tiene el tubo digestivo para «desatascar» y evitar que la comida se quede a medio camino.

Por supuesto, la madre debe estar a su lado cuando come y ayudarle cuando sea preciso. Si se ha metido en la boca algo demasiado grande o demasiado duro, hay que sacárselo y cortarlo o cambiarlo por otra cosa, y ya está.

Etiquetas: atragantamiento, bebé, introducción de sólidos, primeros sólidos

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS