Introducción de alimentos sólidos

¿Qué hacer cuando rechaza los sólidos?

¿Desesperados porque vuestro bebé rechaza la cuchara? Nuestro pediatra asesor de alimentación Carlos González nos echa una mano en este artículo.

También te puede interesar: Introducción de alimentos: tiempos y recomendaciones
Rechaza la cuchara

"Mi peque, de siete meses y medio, se resiste a comer con cuchara. Llevo unos 20 días intentando darle purés y papillas y parece que le gusta su sabor pero que no sabe tragar. ¿Es posible que no esté preparada para los sólidos? ¿Sigo intentándolo hasta que pueda tragar la comida?", nos comenta una madre.

Es absolutamente normal

Muchos niños no quieren comer sólidos a los seis meses, empiezan más tarde. En algunos casos, tienen un frenillo que les impide mover la lengua correctamente, por eso les cuesta más tragar, pero al final acaban aprendiendo, solo que un poco más tarde.

Lo mejor es olvidarse por completo de purés y triturados y olvidarse también de meterles la cuchara en la boca. Hay que dejar que el niño coma comida normal, la misma que comen sus padres, a trozos o simplemente aplastada con el tenedor.

Hay que dejar que el bebé coja la comida con su mano o con su tenedor y se la lleve a la boca. ¿Que es difícil tragar sólidos? Bueno, tragar triturados ya es difícil. Puestos a hacer un esfuerzo, más vale hacerlo en la dirección correcta. Porque si no, nos podemos encontrar con que a los dos o tres años el niño solo quiera triturados y no coma trozos, y será otro problema.

Además, probablemente hay más riesgo de atragantamientos cuando los padres dan la comida al niño que cuando come él solo. Cuando es él quien lleva la comida a la boca con la mano o el tenedor, está plenamente concentrado en lo que hace, se pone la comida en la parte delantera de la boca y la mueve a su ritmo. En cambio, los padres tienden a meter la comida muy al fondo de la boca, con lo que el bebé no puede controlarla, además, muchas veces se la meten cuando está distraído (¡incluso le distraen para que coma!) o cuando está llorando porque no quiere comer. Es peligroso que el bebé se distraiga o llore mientras tiene comida en la boca.

Y si de momento un bebé de siete meses no quiere comer, no pasa nada. Sobre todo, jamás hay que intentar obligarle, ni distraerle, ni insistir, ni hacer nada para que coma. Eso es inútil y contraproducente. Comerá cuando quiera.

Si no toma nada de pollo o carne, hay que comentarlo con su pediatra, porque convendría darle unas gotas de hierro hasta que coma regularmente estos alimentos.

Etiquetas: alimentación complementaria, alimentación del bebé, bebé 6 meses, nutrición infantil

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS