Productos bebé 2013

Biberones: ¿cuál es el adecuado para tu bebé?

Hay biberones para todos los gustos porque cada niño tiene sus necesidades. Aquí tienes los últimos modelos y unas indicaciones para saber en qué tienes qué fijarte a la hora de elegir.

También te puede interesar: Cómo dar el biberón al bebé
Biberones 2013

Existen biberones de boca ancha (más fáciles de limpiar) o estrecha, con tetina de látex y de silicona, de cristal o plástico, anticólicos, evolutivos… En realidad, a veces hay que probar con varios tipos hasta dar con el que acepte tu hijo. Muchos niños, sobre todo si han tomado pecho exclusivamente, pueden rechazar el bibe. Y no solo por su contenido (la leche materna y la de fórmula no saben igual), también porque la tetina de un bibe no es igual que el pezón de mamá, ni muchísimo menos. Para estos casos, habría que buscar un biberón cuya tetina se semeje más al pezón. E incluso así, a veces hay que intentarlo e intentarlo hasta que por fin lo acepta.

El material de los biberones

También hay que tener en cuenta su material:

Tetinas

  • El látex es elástico, suave y blandito, por lo que suele ser muy bien aceptado por los recién nacidos. Sin embargo, con el uso, tiende a hincharse, a absorber olores y a volverse pegajoso.
  • La silicona es un material sintético y algo más rígido, no absorbe los olores ni los sabores y su forma se mantiene inalterable, lo que hace a las tetinas más resistentes a las esterilizaciones, pero no a los dientes del bebé.

Vaso del biberón

  • Biberones de vidrio: Algunos padres los prefieren con los bebés más pequeñitos, porque el vidrio no absorbe olores y es más fácil de limpiar, debido a que es un material no poroso. También son más frágiles y se pueden romper si se le caen al peque de las manos. Es mejor usarlos los primeros meses, cuando somos los padres los que los manejamos.
  • Biberones de plástico: Son más ligeros que los de vidrio y no se rompen, pero se deterioran con el tiempo (pueden rayarse y mancharse). El material más utilizado es el polipropileno, pero también los hacen de poliamida o de látex. Desde hace años, por ley, están hechos con materiales libres de bisfenol A. Algunos modelos llevan asas para que los niños puedan sujetarlos con más comodidad.

 

Tamaño y forma de la tetina

La tetina del biberón imita la forma y el funcionamiento de los pezones maternos y funciona correctamente cuando, al poner boca abajo el biberón, la leche gotea a un ritmo regular y moderado. Los recién nacidos deben usar una de tamaño menor a las normales, más blandas y con un orificio más pequeño. A partir de los 4 meses, tienen que proporcionar mayor flujo.

  • Tetina anatómica: simula la forma del pezón materno durante la succión y se adapta al paladar. Es ideal para los primeros meses de vida.
  • Tetina de flujo variable o de tres posiciones: cambia el caudal del líquido en función de la posición en la que se coloca, girando el biberón.
  • Tetina anticólicos: cada marca tiene su propio sistema. Algunos llevan válvulas en la tetina y otros emplean un sistema de ventilación en el vaso. La idea es que evitan que el bebé trague aire.
  • Tetina anti reflujo o antirregurgitación: es una tetina más grande que las habituales con una inclinación de 30°. Está diseñada para permitir el flujo de leche de fórmula espesa, que es la que suelen recomendar los pediatras cuando los bebés tienen reflujo, y para que el bebé trague menos aire.
  • Tetina para evitar el hipo: están diseñadas para que el aire que trague el bebé durante la toma sea mínimo.

 

 

 

Etiquetas: bebé, biberón, lactancia, lactancia artificial, lactancia materna, leche artificial, madre, padre, productos para el bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS