La mejor opción

Calcetines: en qué fijarte a la hora de elegirlos para tu bebé

La prioridad debe ser la calidad por encima de la estética por mucho que sean una capa externa al no llevar calzado y por ello es conveniente fijarse en al menos cuatro o cinco detalles técnicos antes de escoger calcetines para vuestro hijo recién nacido.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

Aunque los pediatras recomiendan, en general, que los bebés pasen todo el tiempo que sea posible con los pies al aire aprovechando que durante los seis primeros meses de vida aproximadamente todavía no se sujetan erguidos y que esto favorece la experimentación y el desarrollo natural de sus pies, no siempre es posible tenerles sin calcetines, sobre todo cuando no es verano. 

Dado, además, que no les solemos llevar con zapatos antes de que empiecen a gatear -es lo correcto y lo conveniente-, los calcetines se convierten en estos seis primeros meses de vida en una prenda exterior, una primera capa, por lo que a nivel estético adquieren importancia para padres y madres. 

Por lo tanto, a la hora de elegirlos, aparece la duda de si darle más importancia al confort o al diseño, duda que, en caso de que la tengas, te la disipamos de golpe: siempre debes optar por la calidad del calcetín por encima de su diseño. Esto no quiere decir que con toda la variedad de modelos que hay en el mercado no vayas a encontrar calcetines de tu gusto, pero  es imprescindible que los que compren cumplan una serie de requisitos técnicos. 

Tejido

Apuesta por los tejidos naturales, no sintéticos, en la medida de lo posible, y sobre todo elige bien los calcetines en función de la época del año. En verano y primavera, los materiales transpirables y suaves como el algodón son los más adecuados, mientras que en invierno es lógico apostar por materiales como la lana, que ayuden a los pies del pequeño a estar más aislados del frío, y más teniendo en cuenta que no llevan zapato o deportivas encima.

Largo

En este sentido, podéis jugar un poco más a vuestro gusto, pero intentad que se impere la lógica, que es la que describen desde Podoactiva como recomendación general a la hora de escoger calcetines con independencia de la edad de quien los vaya a usar: “Si el clima es frío, como en invierno, intentaremos buscar calcetines gruesos y largos, de materiales que mantengan una buena temperatura en nuestros pies”, dicen desde la clínica especializada en la salud de las extremidades inferiores. “En las épocas calurosas de verano, buscaremos calcetines finos, y lo más cortos posibles, con tejidos que permitan una buena transpiración favoreciendo la ventilación”, añaden. Por lo tanto, cortos en verano y largos en invierno. 

Talla

Este aspecto es quizá el más importante porque todavía hay quien piensa que es una buena decisión comprar calcetines de una o dos tallas más grandes para su bebé y que así los pueda usar más tiempo y, además, no lleve el pie apretado. Pues bien, la recomendación de los expertos es comprar calcetines de la talla adecuada en cada momento porque es la forma de garantizar que no sufra rozaduras ni malformaciones. Sobre todo, fijaros en que no les queden pequeños para evitar que les compriman los dedos y el empeine: si son de su talla, no lo harán, porque una cosa es ajustarse de forma adecuada y otra bien distinta, ahogar al pie

Costuras

Un detalle importante en la elección de los calcetines para tu bebé es que las costuras sean planas o inexistentes porque, tal y como advierten desde Podoactiva, “Las costuras pueden ser uno de nuestros peores enemigos, ya que pueden generar fricción en nuestros pies, sobre todo, en los dedos”. Si os encantan unos calcetines estéticamente pero dudáis si las costuras pueden llegar a molestar a vuestro bebé, descartadlos.  

Tipos

Como ya hemos visto antes, el largo adecuado está definido sobre todo por la época del año. Deben ser, como poco, tobilleros para que se sujeten bien y no se les caigan constantemente cuando se les den un poquito de sí, algo que ocurre a menudo con los materiales naturales cuando se usan mucho. A partir de ahí, podéis escogerlos peucos (con dobladillo), altos, tobilleros (más cortos)… y hasta de gateo, que suelen estar fabricados con material antideslizante en la suela y son una opción recomendable para utilizar en casa cuando vuestro bebé empiece a gatear.

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo