Sal de dudas

Calculadoras del color de ojos del bebé: ¿son fiables?

No, no son 100% fiables, ni siquiera la más respetada y conocida de las desarrolladas hasta la fecha, la diseñada por el Departamento de Genética de la Universidad de Stanford, tal y como sus responsables reconocen.

Ojos del bebé
Ojos del bebé (Foto: depositphotos)

Igual que hay gente que cree en supuestos calendarios chinos que te indican cuál será el sexo de su bebé si conciben en una u otra época del año, también la hay que tiene fe ciega en las herramientas de predicción que dicen de qué color serán sus ojos. Pero, desgraciadamente para quienes prefieran saber el final de la película antes de verla, esto no es tan sencillo como buscar los spoilers en internet. 

Prueba de la dificultad para predecir este tipo de cosas es que la calculadora del color de ojos más viral y supuestamente fiable de las conocidas hasta la fecha, The Tech Museum of Innovation, desarrollada por el Departamento de Genética de la prestigiosa Universidad de Stanford, situada en California, está actualmente fuera de servicio. 

Tal y como explican sus responsables en su página web, “la calculadora funciona para mucha gente pero no para todo el mundo”. El motivo, también lo dan ellos mismos, con absoluta honestidad: “la calculadora se base en un modelo simple; la genética del color de ojos es mucho más complicada”. No hay mejor evidencia que esta para responder a la pregunta que nos hemos planteado responder en este texto. Las calculadoras de ojos son una referencia divertida, que puede ayudar a los padres a entender qué probabilidades hay de que pase una cosa o la otra en función de sus genes, pero no son garantía de nada. 

Cuestión de genética

Y es que no hay nada que pueda garantizar el color de ojos de un niño antes de verlos a excepción de que todos los genes que porte de sus padres y abuelos a través de los cromosomas 15 y 19 sean iguales, algo muy difícil de ver. Lo habitual es que el color sea mixto, incluso cuando son azules o verdes. Esto se debe a que el niño toma media carga genética de su madre y media de su padre, sin importar el orden, y para que exista la posibilidad de que sus ojos sean claros, en alguno de los paquetes genéticos debe viajar el de uno de los colores de ojos considerados “claros”. 

Eso sí, sentimos decirte si eres de las que tiene en su ideal de belleza este tipo de ojos como los más bonitos que el marrón es predominante sobre el azul o el verde, por lo que siempre va a haber más opciones de que esta sea el tono de los ojos del recién nacido si en ambas opciones están en la carga genética. 

Si pese a saber que no son 100% fiables queréis consultar alguna calculadora de ojos que funcione, tenéis a golpe de clic por ejemplo la de Predict’Eyes, que podéis consultar en cualquier momento a modo de distracción. Si lo hacéis, recordad en lo que hemos insistido a lo largo de los párrafos anteriores: no garantizan nada. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo