Equipo del bebé

Cómo elegir la silla de paseo

La silla de paseo acompañará a tu bebé al menos en sus dos primeros años de vida. Sus necesidades irán cambiando. ¿Qué tener en cuenta al elegirla?

bebe silla

El paseo es tan necesario para el bebé como comer o dormir así que la elección de la silla no es un asunto banal.

En la actualidad, existen dos tipos de cochecitos para recién nacidos: las cestas portabebés y los clásicos cucos que se colocan sobre un chasis que después se convierte en silla de paseo para los bebés mayores. Muchos modelos traen las dos opciones. ¿Te interesa adquirir todas o solo una? ¿En qué fijarte?

 

Un punto importante: la época en que nacerá el bebé

Los cucos

Vienen muy bien en invierno, ya que sus paredes resguardan más al niño (el aire no le llega de frente). Algunos modelos se pueden usar como sistemas de retención infantil en el automóvil (incluyen un kit de seguridad y están homologados para este uso).

Al elegirlo hay que comprobar que es seguro y confortable. El capazo o cuco ha de separarse fácilmente de la armadura del coche e ir provisto de una base sólida y un colchón.

Los niños pasean tumbados hasta los tres-cuatro meses, aproximadamente, pero, después, prefieren hacerlo semitumbados (para observar el paisaje), así que el uso del cuco suele ser bastante limitado.

 

 Las cestas portabebés

Quizá resultan más adecuadas para el buen tiempo, aunque todos los modelos tienen capota, saco para invierno y plástico para la lluvia.

Se han puesto muy de moda, porque resultan muy prácticas. Sirven para trasladar al bebé, como hamaca (su base curvada permite el balanceo) y como sillas del grupo 0 del automóvil. Así la madre puede ir en el coche y llevar al bebé alado (el cuco debe colocarse en el asiento de atrás).

-Pueden usarse desde el primer día, pues se adaptan perfectamente al cuerpecito del bebé (tiene un cojín reductor para los primeros meses) que impide que adopte posturas anómalas.

 

Otras cosas que hay que valorar

  • El espacio disponible en casa. Algunos modelos pequeños ofrecen casi las mismas prestaciones que los grandes, así que conviene comparar.
  • La facilidad de manejo y el tipo de plegado, sobre todo si los abuelos nos van a ayudar a cuidar al bebé. Los de plegado tipo paraguas suelen resultar más ligeros y fáciles de transportar. La ventaja de los que pliegan de tipo libro es que la silla de paseo se puede colocar frente al adulto que empuja.
  • El ancho del ascensor (podría no caber), la escalera y el maletero del coche.
  • Además, el tapizado de la silla tiene que ser confortable y fácilmente lavable.
  • Conviene que lleve debajo una bandeja grande o cesta para poder llevar sus cositas (o ir de compras).

Etiquetas: cochecito del bebé, seguridad vial, silla del coche, sillas de paseo, viajar con bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS