El equipo del bebé

Cunas de viaje: claves para elegir bien

Nos vamos de viaje y ¿dónde va a dormir nuestro bebé? Aunque es muy habitual que los hoteles y apartamentos de alquiler dispongan de cunas, puede que prefieras llevarla tú. Prestar atención a ciertos detalles al comprar la cuna de viaje es importante si queremos aprovecharla de verdad.

También te puede interesar: Viajar con niños: consejos básicos
Cunas de viaje 2013
  • Existen multitud de modelos de cunas de viaje, desde los más básicos hasta aquellos que incorporan música y luz nocturna. Algunas solo son aptas para los primeros meses, otras hasta que el niño es capaz de ponerse en pie y las hay para niños de hasta tres años.
  • Las hay de diseños atrevidos, con móviles para jugar, con diferentes alturas etc., pero elige la que te resulte más práctica y que quepa bien en el maletero del coche (junto a las maletas, la silla de paseo y todo lo demás).
  • La cuna de viaje debe adaptarse a nuestras necesidades: si viajamos mucho a lugares diferentes, probablemente nos convendrá la cuna más ligera que encontremos. Si solemos pasar varios días seguidos en el mismo sitio, puede venirnos mejor una cuna de viaje más sólida y con juguetitos.
  • Las cunas de viaje son ligeras, sencillas de plegar y casi todas incluyen un colchoncito, aunque muchos padres compran un colchón algo más grueso aparte (y en muchos comercios te lo recomiendan).
  • Por lo general, las cunas de viaje se transportan plegadas dentro de una bolsa (viene de serie) para que sean fáciles de llevar y algunos modelos incluso disponen de un par de ruedas que evitan cargarla a pulso (que sean portátiles no significa necesariamente que sean ligeras).

¿Cuándo resulta útil una cuna de viaje?

  • La cuna de viaje es práctica si viajamos con frecuencia y a destinos distintos, o si recibimos visitas frecuentes de padres con bebés en nuestra casa.
  • Son especialmente útiles cuando el bebé ya es capaz de girarse o gatear: nos aseguran que el niño no se cae ni se desplaza fuera de su sitio para dormir en un descuido
  • La cuna de viaje da la libertad de quedarse a dormir aquí o allá sin preocuparse de dónde dormirá el bebé.
  • También puede proporcionar un lugar extra para que duerman otros bebés que vengan a casa.
  • Si nuestros viajes consisten en ir los fines de semana a casa de los abuelos, podemos plantearnos tener allí una cuna normal barata, aunque la cuna de viaje siempre tiene la ventaja de que cuando no estamos se puede plegar y guardar, y te sirve para otros destinos.

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS