Patrocinado

Las 5 claves para saber elegir un carrito

Para elegir bien un cochecito de paseo debemos tener en cuenta su plegado, la facilidad de manejo y la posibilidad de reclinado, entre otras cuestiones importantes.

Elegir un cochecito con multitud de prestaciones y además económico es un poco complicado, y esto se multiplica si precisamos de un carrito gemelar.

Cada vez las sillitas de paseo cuentan con más modernidades que facilitan el día a día a los papás y ayuda al pequeño a descansar más a gusto. Pero, ¿qué características son las más recomendables?

  1. Primero debemos mirar su peso, cuanto más ligero sea más fácil será su manejo y podremos utilizarlo con menos complicaciones tanto en las grandes ciudades como en entornos rurales. Un ejemplo, es esta sillita de paseo de Disney Baby que tan solo pesa 7,6 kilogramos, lo que la convierte en una pieza realmente ligera y de muy fácil manejo.
  2. Plegado compacto y sencillo. De esta forma podremos guardar la sillita en los sitios más remotos y conseguiremos llevarla a cualquier lugar sin problemas.
  3. Manillar ajustable a la altura. Así sí los padres tienen diferentes alturas, el mismo cochecito se adaptará perfectamente a la medida de mamá y papá.
  4. Reclinación. La posibilidad de ajustar en diferentes posiciones la sillita de paseo permite que el niño pueda dormir en una postura más correcta y sentarse más erguido según sus preferencias. Asimismo, poder acomodar la sillita según la situación favorece la interacción del bebé con los papás.
  5. Amplia capota para proteger a tu pequeño de las adversidades climáticas. Algunas cuentan con una parte de material translúcido para que el niño pueda deleitarse con el paisaje. Por otro lado, también es significativo que tenga un reposapiés o cubrepiés para aumentar el bienestar. 
También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO