Cuidados del bebé

Pasear con el bebé en invierno. ¿Y si merendamos fuera?

El frío del invierno no debe hacernos desistir de dar nuestro paseo diario con el bebé. Si el peque no está malito y no llueve a mares, salir a la calle le divertirá y le permitirá respirar aire fresco y tomar el sol. Como se hace de noche antes, si hace buen tiempo podemos aprovechar para darle la merienda fuera de casa.

También te puede interesar: Elegir la silla de paseo
El paseo del bebé en invierno

Algunos padres tienen miedo de sacar a sus bebés en invierno a la calle, a pesar de que los pediatras recomiendan no prescindir del paseo diario. Si el niño no está malito y las temperaturas no son extremas, no hay nada que temer.

Al contrario, salir a la calle ayuda a fortalecer las defensas de los niños pequeños, Además, en invierno recibimos menos rayos del sol, imprescindible para sintetizar la vitamina D, que permite fijar el calcio en los huesos. El paseo nos asegura que el bebé recibe su dosis diaria de luz natural.

Y eso por no hablar de los estímulos: las luces de la calle, los sonidos, la gente que se cruza, las hojas de los árboles en el suelo del parque, los perritos que también han salido a pasear…

Conviene que vaya abrigado, pero tampoco en exceso porque si suda puede enfriarse después. Además, demasiadas capas de ropa harán que se sienta incómodo y no disfrute del paseo. Tanto para ir sentado en el carrito como para pasear con mamá o papá por el parque, además de su cazadora o abrigo le vendrá bien llevar guantes, gorro y cuello vuelto o bufanda. Si hace mucho frío, puedes poner la burbuja en el carrito del bebé.

¿Y si merendamos fuera de casa?

Como los días son más cortos en invierno, una buena idea es salir de casa con la merienda del bebé. Así podemos aprovechar el ratito de sol en el parque a primera hora de la tarde. Y si el día se pone feo o hemos cambiado el parque por una jornada de compras o una exposición y al bebé le entra hambre, siempre podemos sentarnos en un lugar cerrado pero distinto al habitual para darle la merienda. Hay muchos utensilios para llevar la fruta troceada, su leche calentita o, por qué no, sus primeros sándwiches.

En la galería encontrarás algunas ideas bonitas y muy prácticas para llevarte la comida del bebé fuera de casa: boles, termos, portacucharas, portabiberones, baberos impermeables...

Etiquetas: bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS